Euskadi se levantó contra las torturas. 
 Huelgas masivas en el País Vasco y Navarra     
 
 Diario 16.    17/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 24. 

EUSKADI SE LEVANTO CONTRA LAS TORTURAS

La movilización de ayer en Euskadi, en protesta por las torturas en Comisaría que causaron la muerte del activista etarra Joseba Arregui Izaguirre, fue la mayor de la reciente historia del pueblo vasco. En Guipúzcoa, Vizcaya y Álava el paro rozó el ciento por ciento, mientras en Navarra la incidencia de la huelga se consideraba como importante. Fue precisamente en la provincia natal del etarra muerto donde la huelga fue mayormente secundada.

Huelgas masivas en el País Vasco y Navarra

Bilbao: Juan José ROMANO S. Sebastián: R. GABILONDO Pamplona: J. M. ESTEBAN Vitoria:

U/piano GARCÍA, corresponsales

VIZCAYA, LA MAYOR RESPUESTA

Vizcaya volvió a salir a la calle masivamente ayer atendiendo la convocatoria de huelga general hecha por todos los partidos políticos —a excepción de UCD y AP— y las centrales sindicales, en protesta por lo que han calificado de «brutal asesinato» del militante de ETA (m), José Arregui Izaguirre.

Para las doce del mediodía, la provincia se encontraba totalmente paralizada. No funcionaban los transportes urbanos de Bilbao; los trenes de cercanías de Renfe sólo prestaron servicio para poder transportar a las personas que acudían a la manifestación y no funcionaron ni los ferrocarriles suburbanos ni ios vascongados. Las líneas aéreas de Iberia y Aviaco, en el aeropuerto de Sondica, realizaron un paro simbólico, de 10 a 12 del mediodía, y las instalaciones de este aeropuerto se cerraron también desde esta última hora hasta las cuatro de la tarde.

En la margen izquierda de la ría, el paro era total en AHV, Astilleros Españoles, Petronor, General Eléctrica, Babcock Wilcox y el puerto. En la margen derecha, además de los pequeños astilleros y todas las fábricas y talleres, paró el retén de la central nuclear de Lemóniz. Los trabajadores de Iberduero habían asumido el paro totalmente y sólo funcionaban los servicios de urgencia de esta empresa eléctrica.

Las emisoras de radio, solamente emitieron música clásica e información durante la jornada. Por la tarde no salió el vespertino bilbaíno «Hierro» y hoy tampoco saldrá el rotativo nacionalista «Deía», mientras el resto de los diarios preparan cuadernillos especiales.

El único incidente de la jornada fue protagonizado por varios militantes de Fuerza Nueva que, desde su sede en Bilbao, comenzaron a disparar contra los vehículos aparcados en las inmediaciones. Según testigos presenciales, las armas utilizadas eran carabinas de aire comprimido y tiragomas, y las municiones empleadas, bolas de acero. La Policía intentó intimidarles mediante el lanzamiento de pelotas de goma, si bien no procedió al desalojo de la misma, aunque se dice que detuvo a algún militante fuerzanovista en los accesos a la sede.

COLAPSO EN GUIPÚZCOA

Todas las fuentes consultadas por DIARIO 16 coincidían en valorar la incidencia de la convocatoria de huelga en la provincia de Guipúzcoa como máxima. Se puede asegurar que, a nivel industrial, ésta supuso un paro de prácticamente un ciento por ciento de la población laboral de esta provincia.

El transporte fue una vez más el sector madrugador que marcó la pauta, suspendiendo su actividad desde primeras horas de la mañana los servicios* urbanos e interurbanos, así como los de ferrocarriles vascos y Renfe. En oficinas de esta última empresa se recibieron varias llamadas telefónicas anunciando la colocación de artefactos explosivos en la línea férrea Madrid-Irún, lo que obligó a la suspensión de los servicios durante algún tiempo, si bien luego sus trabajadores decidieran sumarse a la convocatoria suprimiéndose todos los servicios de cercanías.

La Banca, la enseñanza, la Administración Pública y la de Justicia secundaron también la huelga desde primeras horas de la mañana, mientras que en el comercio sólo abrieron sus puertas los establecimientos de alimentación al objeto de abastecer a la población, aproximadamente hasta las once de la mañana.

En el capítulo de incidentes cabe destacar la ocupación del palacio de la Diputación Foral de Guipúzcoa por un grupo de personas que, tras colocar en la fachada principal la ikurriña a media asta, permanecieron encerrados hasta la manifestación de la tarde.

EN ÁLAVA, PIQUETES

La práctica totalidad de la población activa de Álava respondió ayer a la convocatoria de huelga general realizada por los partidos políticos y centrales sindicales en protesta por la muerte de José Arregui «Usurbil».

Al mediodía, cuando faltaban por confirmar algunos datos, tanto las centrales obreras como el sindicato empresarial alavés, el paro lo situaban en torno al 95 por 100.

Para el mediodía y primeras horas de la tarde el paro era prácticamente total, no sólo en el sector industrial sino también en la enseñanza, la Banca, Cajas de Ahorro, Correos y Telégrafos, transportes urbanos y discrecionales, consejerías del Gobierno vasco, Parlamento, Diputación, Ayuntamientos, construcción, etcétera.

La asamblea de trabajadores del periódico local, «Norte Express», también decidió secundar la huelga, y la emisora Radio Vitoria emitió constantemente música y los habituales servicios informativos.

A primeras horas de la mañana estuvieron abiertos los establecimientos comerciales, pero cerraron posteriormente, como ocurrió también con la gran mayoría de bares y cafeterías.

En la residencia de la Seguridad Social la asamblea de trabajadores decidió un paro simbólico de 15 minutos y en los ambulatori solamente se atendían los casos más urgentes, y en el aeropuerto de Vitoria-Foronda, únicamente funcionaron los servicios mínimos.

Por otro lado, en contra de lo que había ocurrido el lunes anterior, se vieron algunos piquetes formados por grupos de trabajadores. Según algunas informaciones fueron conducidos hasta la Comisaría una veintena de personas, acusadas de formar parte de los aludidos piquetes, pero en fuentes policiales confirmaron únicamente la detención de siete personas y desmintieron que, como consecuencia de la manifestación de la noche del sábado, se hubiera detenido a nadie.

RESPUESTA PARCIAL EN NAVARRA

Aunque por el momento no se han llevado a cabo valoraciones exactas sobre la incidencia de la huelga general convocada en Navarra a raíz de la muerte del presunto militante de ETA, Arregui Izaguirre, por parte de las centrales sindicales se asegura que la mayor respuesta se ha obtenido en metal y construcción, aunque en muchos casos la respuesta ha sido parcial no ocupando toda la mañana.

Por lo que se refiere a la Banca, respondió en peque ña medida, mientras que el comercio no puede decirse cuánto, ya que durante la mañana la mayoría de ellos ha descansado por fiesta semanal. Los colegios han funcionado, al igual que las escuelas públicas, mientras que sólo contados Institutos de Bachillerato abandonaron las aulas.

Fue con normalidad por la tarde y como consecuencia de la celebración de la manifestación cuando se registró las mayores muestras de solidaridad en repulsa de la muerte de Arregui Izaguirre.

A las once de la mañana de ayer se formó una manifestación en la plaza de la Virgen Blanca, donde se congregaron más de dos mil personas que habían sido convocadas por la izquierda abertzale y centrales minoritarias.

Primeramente se colocó una gran fotografía de José Arregui Izaguirre, hecho que fue aplaudido, a lo que siguió una asamblea popular. Se informó de los problemas que habían tenido la víspera aquellas personas que se habían trasladado hasta la localidad de Pancorbo con el fin de formar una comitiva tras el féretro de Arregui Izaguirre, así como de las decisiones adoptadas en asambleas de fábricas y centros educativos.

Seguidamente se formó

una manifestación que se desarrolló pacíficamente durante largo tiempo, hasta ue se convirtió en violenta

Posteriormente, se vieron colapsadas todas las calles del Casco Viejo de la ciudad con intervenciones en la plaza de San Francisco, del Ayuntamiento, Paseo Sarasate, Bajada Labrit y otros puntos más, lanzándose buena cantidad de cócteles por parte de los manifestantes, mientras la Policía respondía con material antidisturbio. Sin embargo, los mayores incidentes y disturbios se produjeron en los barrios de la Chantrea, San Juan, y toda la franja de casas que unen ambos barrios, distantes entre sí unos .cuatro kilómetros, en donde se colocaron barricadas que impedían el paso de cualquier vehículo.

La Policía se ocupó principalmente de tener abiertas al tráfico las dos vías de acceso a Pamplona desde Guipúzcoa, tanto por la avenidad de este nombre, como por la variante oeste. No se produjeron detenciones.

 

< Volver