Euskadi se levantó contra las torturas. Por lo menos veinte inspectores interrogaron al etarra muerto. 
 Pueden producirse nuevas sanciones entre los policías     
 
 Diario 16.    17/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Pueden producirse nuevas sanciones entre los policías

Pueden producirse nuevas sanciones disciplinarias entre los inspectores de Policía implicados en los interrogatorios del etarra José Arregui Izaguirre, muerto a consecuencia de los malos tratos recibidos en las dependencias policiales. Por los menos veinte funcionarios participaron en los interrogatorios según pudo saberse ayer. De las diligencias practicadas para esclarecer los hechos no se descartan nuevos comportamientos irregulares de algunos agentes que mantuvieron contacto con el etarra muerto.

Madrid - Al menos una veintena de funcionarios del Cuerpo Superior de Policía pertenecientes a diversas brigadas intervinieron en los interrogatorios del activista de ETA-militar, José Arregui Izaguirre, pese a que únicamente cinco de ellos han sido puestos a disposición judicial.

A los cinco policías mencionados se les quitó el mismo sábado (día en que el ministro del Interior adoptó la medida) su placa policial y su pistola, al tiempo que se les obligó, desde entonces, a quedarse en los locales de la Brigada Regional de Información de Madrid, a la que estaban adscritos. Los agentes que intervinieron en los interrogatorios lo hicieron de forma rotatoria, aunque en todo momento había en el lugar un funcionario de la Central de Información y otro de la Regional, que acompañaron a los inspectores llegados de otras regiones.

La decisión de Interior de poner a disposición judicial únicamente a cinco de los policías, además de sancionsar con el cese al jefe de la Brigada Regional, Tomás Agrela, y al médico de la Dirección de la Seguridad del Estado, ha sido debido, al parecer, a que eran los responsables directos del detenido.

Instructor

Julián Marín Ríos, uno de los cinco agentes puestos a disposición judicial, era el funcionario que actuaba como instructor de las diligencias policiales (interrogatorios). En fuentes próximas a este Cuerpo se señaló que Marín Ríos es conocido por su ideología ultraderechista aunque también ha

participado en la desarticulación de grupos de este signo.

Este inspector tuvo una importante participación en la resolución del múltiple asesinato de abogados laboralistas en la calle Atocha de Madrid.

En los mismos círculos próximos a la Policía se ha resaltado, con respecto al jefe de la Brigada Regional cesado, Tomás Agrela, que hace unos meses se definió públicamente como de ideología nazi.

El resto de los funcionarios sancionados, incluido el médico, tuvieron que ver muy indirectamente con el trato dado al activista etarra.

El médico de la DSE fue cesado en su cargo por haber omitido en su informe todas las lesiones que habían sido provocadas por los malos tratos. Así, no habló del derrame del ojo derecho, ni siquiera de las quemaduras de segundo grado que Arregui Izaguirre tenía en las dos plantas de los pies.

Solidaridad

En la tarde de ayer se produjo un movimiento de apoyo a los cinco policías puestos a disposición judicial por parte de sus compañeros. Varios de ellos les acompañaron hasta la plaza de Castilla, sede del Juzgado que interviene en el caso, cuando fueron conducidos a presencia del magistrado del Juzgado número 13, para prestar declaración.

En los locales de las Brigadas de Información se podía sentir ayer un acierto ambiente de malestar a consecuencia de las medidas disciplinarias adoptadas.

Por su parte y con respecto a las fricciones habidas el pasado viernes, tras la muerte de Arregui Izaguirre, entre Juan José Rosón y Fernández Ordóñez, el titular del Departamento del Interior desmintió que se hubiera producido tensiones entre ambos ministros.

Para esta tarde a las siete, grupos radicales de izquierda han convocado una concentración en Vallecas para protestar por los malos tratos en Comisaría y por la detención, el pasado sábado, de 15 militantes del Movimiento Comunista cuando colocaban carteles sobre la muerte de Arregui.

 

< Volver