Euskadi se levantó contra las torturas. "Ninguna razón, ni la seguridad ciudadana, las justifica". 
 Los obispos condenaron las torturas     
 
 Diario 16.    17/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

«Ninguna razón, ni la seguridad ciudadana, las justifica»

Los obispos condenaron las torturas

Bilbao — Los obispos de Bilbao, monseñores Larrea y Uriarte, hicieron público un comunicado en el que condenan duramente la muerte por torturas del presunto etarra José Arregui Izaguirre.

Los obispos afirman que «ninguna razón, ni siquiera la seguridad ciudadana bien entendida, justifica el recurso a la tortura». El comunicado recuerda que siguieron con angustia la muerte de José María Ryan y señalan que «podemos afirmar con tremenda pena que la muerte de José Arregui es el resultado de unas acciones y omisiones que acompañaron o siguieron a su detención el día 4 de febrero».

No son fortuitos

Para los obispos de Bilbao, «desgraciadamente las torturas y la muerte de José Arregui no son un hecho fortuito y singular. Son posibles porque la ley de Seguridad Ciudadana actualmente vigente priva al detenido de las garantías necesarias para evitar todo posible abuso por parte de los agentes del orden...».

Tras recordar que la defensa que hicieron de la vida de Ryan no significaba.

ninguna aprobación de la .política energética, los obispos de Bilbao señalan que «la defensa de la vida que hacemos en el caso de José Arregui no significa ni explícita ni implícitamente la aprobación de su ideología».

Consideran monseñor Larrea y monseñor Uriarte que «acontecimientos como el que hoy lloramos debilitan la esperanza de un pueblo que muy mayoritariamente se ha definido en pro de la paz y en contra de la violencia». Y añaden: «Es preciso reconfortar este esperanza. Existen signo; que pueden estimularla.»

 

< Volver