Autor: J. M. C.. 
 Según el «New York Times». 
 «Existen pocas posibilidades de que los comunstas lleguen al poder en España»     
 
 ABC.    24/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

SEGUN EL «NEW YORK TIMES»

«EXISTEN POCAS POSIBILIDADES DE QUE LOS COMUNISTAS LLEGEN AL PODER EN

ESPAÑA»

NUEVA YORK, 23. (De nuestro corresponsal.) En su comentario d» hoy, en el «New York

Times», C. L. Sulzberger comenta la marejada producida en España tras la legalización del «Partido

Comunista», y escribe:

«Una de las cosas que más me intrigan es la fuerte oposición de Manuel Fraga Iribarne, quien me dijo,

personalmente, el pasado junio que favorecería la legalización del «Partido Camunista», sibieu después

que hubiesen tenido lugar las primeras elecciones legislativas, pues, entonces —según Fraga—, la

sociedad española estaría suficientemente rejuvenecida y seria lo bastante fuerte para enfrentarse con

cualquier problema que se creara.»

Sulzberger añade que tal actitud de Praga le trajo problemas dentro del Gabinete con el general De

Santiago, que exigió se retractase, cosa que él rehusó. «Esto —dice el periodista americano— pudo

ayudar a costarle su cartera ministerial »

«Lo que me intriga —señala Sulzberger— es que Mr. Fraga, un amigo mío, encajase en junio de 1976 lo

que ahora rechaza.» Conviene advertir que Sulzberger se entrevistó con Fraga en aquellas fechas,

escribiendo a continuación varios artículos muy elogiosos sobre él.

Otro punto interesante de este artículo es aquel que asegura que «Areilza se entrevistó, secretamente, en

París, con Santiago Carrillo, pocos días después de ser nombrado Suárez jefe del Gobierno».

Sulzberger pasa entonces a recordar sus conversaciones con Carrillo, «que vivía —dice— en París, con

un pasaporte cubano, bajo el alias de monsleur Giscard». y repite la postura democratizante, europeizante

y antisoviética de éste.

El secretario general del «Partido Comunista Español» diñe, en agosto de 1976. aa periodista americano,

que quiere para España «una democracia tipo occidental, no oriental»; que «estarían dispuestos a ceder el

Poder, si perdiesen las elecciones»; que «él es español, no ruso, y no quiere un estalinismo"; que

«desconfía de los rusos», y que «los Estados Unidos deben tener bases en España mientras la Unión

Soviética las tenga en Checoslovaquia». «En fin —termina Sulzberger—, no puedo garantizar las buenas

Intenciones de un líder político, comunista o no. y ya Solzhenitsyn ha dicho que los comunistas dicen una

cosa antes de estar en el Poder y hacen luego otra cuando están en él", aunque en este momento parecen

existir muy pocas posibilidades de que los comunistas lleguen al Poder en España.

El mayor peligro inmediato es que una Junta militar ocupe el Poder en nombre del fantasma de Franco.

En cuanto al futuro lejano, nada miedo saberse, e igual puede llamarse Juan Carlos, Suárez. Fraga o

Carrillo.»— J. M. C.

 

< Volver