Autor: Suárez Alba, Alberto. 
 Valora muy positivamente la firme reacción del lunes. 
 El Gobierno vasco emprenderá una lucha decidida contra el terrorismo     
 
 ABC.    19/02/1981.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

El Gobierno vasco emprenderá una lucha decidida contra el terrorismo

VITORIA (Alberto Suárez Alba, corresponsal). La libertad del industrial Luis Suñer, secuestrado en Valencia en el mes de enero, ha sido públicamente solicitada por el Gobierno vasco. El Gabinete Garaicoechea, según nos informó en el palacio de Ajuria Enea, el «lendakari» pide a quienes retienen al señor Suñer que den término inmediato a su secuestro «resolviendo otra dramática situación que sentimos como propia».

Esta ha sido una de las principales consecuencias de la reunión de análisis que celebró el Gobierno vasco y cuyos acuerdos trascienden ahora. Aludiendo a la reacción popular, tras el asesinato del ingeniero señor Ryan Estrada, ha indicado el presidente Garaicoechea, en nombre del Gobierno de la comunidad autónoma, que «es evidente el grado de exasperación y repulsa que expresa la ya inmensa mayoría de la población vasca ante esta escalada de violencia y es preciso valorar muy positivamente la gran reacción de nuestra sociedad a través de las manifestaciones y actitudes colectivas mantenidas en tos últimos días».

CONTRA EL TERRORISMO

Tras aludir a la evidencia de «la actitud violenta, intolerante y netamente fascista de los grupos que agredieron a quienes hacían uso de su legítima libertad de expresión», censurando abiertamente a los militantes de Herri Batasuna, el Gobierno vasco combate las ideas de posibles sensaciones de pesimismo colectivo sobre el futuro de esta comunidad y sus formas de convivencia y gobierno, y «traslada a su pueblo un mensaje de esperanza y coraje para afrontar ese futuro, que depende fundamentalmente de la actitud clara y decidida de todo el pueblo para enfrentarse con las dificultades presentes y muy en particular con quienes directa o indirectamente siembran la violencia en nuestra tierra. Directamente asesinando, secuestrando o chantajeando a sus victimas o causando estragos en sus bienes. Indirecta pero decisivamente haciendo apología de la violencia, dándole cobertura informativa favorable o prestándole cualquier tipo de apoyo moral o material»,

El Gobierno vasco, con toda claridad y frente a quienes pueden abrigar alguna duda sobre el espíritu que te anima en estos momentos críticos, ha nunciado que conducirá con toda energía y fe en el futuro el proceso de recuperación de Euskadi y muy en particular la lucha decidida contra el terrorismo y ia violencia en todas sus formas.

Al propio tiempo el Gobierno de la comunidad autónoma afronta la difícil tarea de asumir las nuevas competencias estatutarias y se dispone a crear sus propios medios de actuación en diversas áreas, entre ellas la policial, donde progresivamente y dentro de algunos meses empezará a contar con efectivos propios. Y reafirma »el propósito de ejercer sus responsabilidades con toda firmeza, disponiendo todos los medios a su alcance para garantizar las libertades ciudadanas y una convivencia pacífica».

Solicitó el Gobierno vasco, por boca da su presidenta que ia poblacion de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya forma una postura tajante frente a la violencia y el terrorismo, aislando a cuantos prestan su apoyo al mismo y esclaraciendo cuantas complicidades o tolerancias puedan darse con terroristas de cualquier signo.

Es en los momentos difíciles, como recuerda el Gabinete Garaieoechea, cuando se acredita el verdadero sentimiento de pertenencia a una comunidad, así como el afecto y la voluntad de servicio a la misma. «Por ello añade el «lendakari»—, frente a quienes expresan su productividad a desarraigarse de un pueblo que consideran en crisis o manifesta su desencanto o falla de fe en el futuro de Euskadi, el Gobierno vasco proclama con mayor convicción que nunca su decisión de luchar por un futuro de paz y libertad y su fe absoluta en la consecución de tal futuro para los vascos».

Finalmente, el Gobierno de Vitoria, en su petición del esfuerzo colectivo de todos los vascos, hace un llamamiento especial a aquellos que habiendo confiado en planteamientos inviables de sectores radicales han tenido ocasión de comprobar el incumplimiento reiterado de tales proyectos y las consecuencias catastróficas de (os mismos para nuestro pueblo.

 

< Volver