Autor: Angulo, Javier. 
 Al tiempo que libera a los tres cónsules que secuestró hace diez días. 
 ETApm anuncia un alto el fuego sin condiciones     
 
 El País.    01/03/1981.  Página: 1, 11. Páginas: 2. Párrafos: 15. 

EL PAÍS, domingo 1 de marzo de 1981

"Alto el fuego" de ETApm

Al tiempo que libera a los tres cónsules que secuestró hace diez das

ETApm anuncia un alto el fuego sin condiciones

Los poli-milis condicionan el abandono de la lucha armada a la actuación de las fuerzas políticas en defensa del Estatuto

ETApm emplaza a ETAm a la paralización de sus acciones

JAVIER ANGULO San Sebastián

Al tiempo que liberaba a los tres cónsules secuestrados hace diez. días, ETApm anunciaba ayer por la mañana, en conferencia de Prensa, un alto el fuego, sin plazos ni condiciones, «para ceder todo el protagonismo en la resolución de los problemas pendientes en Euskadi y en la profundizado!) del Estatuto a los partidos políticos e instituciones». La decisión que venia* estudiando los poli-milis en los últimos meses se ha precipitado tras el fallido golpe de Estado del lunes pasado. El cambio de actitud de la organización vasca ha sido acogido con esperanza por significados dirigentes de los partidos con implantación en Euskadi, que consideran este paso trascendental para la erradicación del terrorismo.

La conferencia de Prensa tuvo lugar ayer por la mañana en un lugar de Euskadi, presumiblemente Giupuzcoa. adonde los represéntame de varios miembros informativos, entre ellos EL PAÍS, provistos de gafas ahumadas, fueron conducidos. En una habitación con una ventana anulada, perteneciente sin duda a una casa alejada de zona urbana, tres encapuchados, bajo una pancarta con el anagrama y siglas de ETA, presentaron un manifiesto de catorce folios, en el que explican su decisión de paralizar toda su actividad.

ti citado manifiesto se inicia con un amplio análisis histórico de la actividad armada de ETA, que se valora como un instrumento fundamental de la lucha de clases durante la dictadura y el proceso de transición y en el proceso negociador de la conquista del Estatuto.

Considera ETApm que, sin embargo, tras estos procesos negociadores se ha desencadenado desde la derecha y desde sectores de la izquierda una política de consenso contra la lucha armada, «cuyo beneficiario fundamental ha sido la propia oligarquía, a la que se le ha permitido un avance ideológico muy importante contra la globalidad de la izquierda de Euskadi. Sólo desde esa óptica», se añade, «pueden entenderse las enormes movilizaciones que se han dado en Euskadi contra formas concretas de lucha armada, asi como alguna dinámica armada que no ofrece salidas políticas».

Rechaza ETApm el principio de que sin acción armada no hay organización armada, y afirma que aunque no se realicen acciones debe seguir desarrollándose el dispositivo armado u todos los niveles

«En una concepción político-militar de la lucha armada, lo importante es la lucha de masas, y lo es también la existencia de un dispositivo armado «de hombres y logística y una estrategia política revolucionaria cuyos militantes trabajen para hacerlo cada vez, más fuerte . lil dispositivo armado no puede estar tan sólo cti función de las necesidades de lo táctico, debe prever a largo plazo, debe prepararse para contrarrestar golpes como el del 23 de febrero, por ejemplo, o para asegurar el ejercicio del derecho a la autodeterminación nacional».

ETApm cree en MI manifiesto que ha llegado el momento en que la acción armada debe replegarse y dejar paso a otras vías para la resolución de los problemas que tiene planteados el País Vasco.

Llamamiento a las fuerzas políticas

En consecuencia, ETApm, a partir del alto el fuego (no emplea en ningún momento la palabra «tregua» ni «abandono de la lucha armada») llama a las fuerzas que apoyaron en su día el Estatuto e incluso a los que le han rechazado a defenderlo, «ya que esta gravemente amenazado», como la única salida política que hoy es viable en Euskadi». Considera para ello fundamental un acuerdo político entre todas las fuerzas, dirigido a asegurar que el Estatuto sea una «plataforma sin retroceso».

Para facilitar ene proceso, según se señala en el manifiesto, ETApm ha ordenado a todoa los comandos «la paralización de todas las acciones previstas y la suspensión de las que se están Nevando a efecto», se refería al secuestro de los tres cónsules el jueves de la semana pasada, cuya «inminente liberación» se comunicó a loe informadores en la conferencia de Prensa.

Emplazamiento a ETAm

ETApm emplaza a ETAm «a la paralización de na acciones» en base • la consideracion de que la práctica armada en la coyuntura actual «es un elemento que objetivamente puede imposibilitar además que los acuerdos entre las tuerzas políticas puedan darse y puedan avanzar, dando ai traste con las salidas políticas, único objetivo de cualquier práctica armada revolucionaria».

Al ampliar el contenido de su manifiesto, los dirigentes de ETApm manifestaron su convicción de que en la actualidad la existencia de la lucha armada se ha convertido en un obstáculo para que ios partidos políticos vascos lleguen a acuerdos sobre ios problemas pendientes en Euskadi y la necesaria defensa y profundización del Estatuto. Sin embargo, no excusaron a las fuerzas políticas vacas, que, en su opinión, tras la conquista det Estatuto, no se han sentado a negociar. «No se ha diseñado mu politica de defensa del Estatuto, que es argente», y culparon en parte de esto situación al PNV, «>joe ha negociado en solitario el Estatuto y su desarrollo y gobierna el Parlamento a golpe de mayoria».

Aunque insistieron en su intención de no poner plazos ni condiciones para este algo el fuego, precisaron que el mismo queda condicionado a que los acuerdos entre partidos políticos lleguen a realizarse.

«Damos, pues, este paso importante, que esperamos sea tenido en cuenta desde el poder hasta las fuerzas de izquierda, sin olvidar a ETAm». También afirmaron que el acuerdo del alto el fuego ha sido tomado por unanimidad y que no es previsible que se produzcan escisiones. Al referirse a las posibilidades de que ETAm se avenga a su llamamiento para secundar el alto el fuego, los poli-milis afirmaron: «Aunque estamos hoy lejos de ETAm, estamos dispuestos a hablar con ellos, a discutir olvidando críticas y cosas pasadas, la salida política de Euskadi, incluso el futuro de la lucha armada y la configuración en Euskadi de una izquierda fuerte y unida. Tenemos que ver entre todos cuáles son las vías políticas reales que existen en Euskadi».

Secuestro de los cónsules

Los representantes de ETApm explicaron a los periodistas que el secuestro de los tres cónsules se inscribía dentro de una «campaña fuerte de disuasión que habían iniciado tras el proceso de derechizacíón producido tras el cese de Suárez y sustitución de Calvo Sotelo. La derechización tras el intento fallido de golpe de Estado se produce ahora en un marco dramático. La acción armada en esta coyuntura debe retroceder lo suficiente para que sea posible la negociación política». En torno al secuestro de los cénsales indicaron que «se trataba de un intento de amplificar la existencia de torturas en Euskadi y ea el Estado español y de una demostración de fuerza». El intento de secuestro al cónsul alemán Beilh, los poli-milis explicaron que se inscribía dentro de «un intento de unir la historia pasada de ETA con la reciente».

 

< Volver