Autor: Apostua, Luis. 
   El "hispanocomunismo"     
 
 Ya.    27/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Jornada española

El "hispanocomunismo"

ASISTIMOS al nacimiento de un nuevo fenómeno político, el hispanocomunismo". Como era previsible

desde sus primeras declaraciones, Dolores Ibárruri, cuya biografía resume sesenta años de vida de su

partido, ha levantado la tempestad en la prensa, española y la inseguridad en las filas del propio PCE.

¿Hay alguna, manera de valorar este fenómeno, aunque sea con la provisionalidad que las circunstancias

aconsejan?

En mi opinión, hay ciertos rasgos permanentes y con arreglo a ellos ha de ser juzgada la situación de los

comunistas. Estos tienen como objetivo prioritario insertarse con toda normalidad en la vida política

española. Este es un derecho que les corresponde como ciudadanos con plenos derechos y que Riein pre

hemos defendido en esta parcela del periódico. Para insertarse en la vida española, que es algo más

profundo que el simple reconocimiento de su existencia legal, necesitan convertírse en un grupo político

homogenizable con el resto de los grupos poéticos. Es decir, necesitan aceptar el normal juego de

mocrático y todas las demás reglas vigentes en el área de la Europa occidental.

Por consiguiente, por encima de cualesquiera tempestades, triunfará la "línea. Carrillo". Precisamente

posiciones comunistas, ya con doce años de antigüedad, se llevaron del partido, hacia, otras formaciones

más radicales, a todos los grupos y personalidades fíeles al estalinismo. Por ahí anda el cadáver político

de Enrique Lister para dar pública constancia de que las prioridades políticas son sagradas para los

comunistas y que cuando alguien se sale de ellas ya puede ir pidiendo la baja antes de que lo expulsen con

estrépito.

En una palabra, si Dolores Ibárruri levanta bandera contra Santiago Carrillo, lo más probable es que salga

perdiendo, con todo lo que su biografía representa para los jóvenes militantes. No obstante la

espectacularidad de esta polémica recién iniciada dentro del partido comunista, hay otros fenómenos más

importantes desde el punto de vista objetivo. Uno de esos fenómenos es la transformación del partido en

un cuadro de dirigentes con todo el poder de orientación y decisión, para peder la tarea de

encuadramiento de las masas a otras organizaciones formalmente autónomas, como pueden ser los

sindicatos, las asociaciones de vecinos o las organizaciones de intelectuales. Este hecho aún no ha

cobrado todo el relieve que tiene, pero va a ser decisivo en el inmediato futuro, una de tuyas fases serán

las elecciones municipales.

Luis APOSTUA

 

< Volver