Autor: Ruiz de Azúa, Victorino. 
   Un joven mantuvo secuestrado durante siete horas a un policía municipal     
 
 El País.    17/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Un joven mantuvo secuestrado durante siete horas a un policía municipal

v. RUIZ DE AZUA, San Sebastián Un estudiante de veinte años, Segundo García Cajidos, mantuvo secuestrado durante casi siete horas a un policía municipal de Vergara (Guipúzcoa), después de haber fracasado en su intento de apoderarse de armas en la inspección de la citada localidad. El rehén, Manuel Moral, pudo darse a la fuga en Sansol (Navarra) al aprovechar un momento de descuido del secuestrador.

García Cajidos había sorprendido a los dos guardias municipales en sus dependencias del Ayuntamiento, sobre las cuatro de la madrugada, cuando regresaban, en un Renault-4 oficial, de la ronda nocturna. El asaltante penetró en el lugar asegurando que llevaba una pistola bajo el jersei, donde efectivamente había un bulto. Después de exigir la llave del lugar donde se guardaban las armas, y una vez convencido deque no las había, ya que la Policía Municipal nunca las usa, abandonó, maniatado en el calabozo,al

guardia de mayor edad, mientras obligaba a Manuel Moral a acompañarle. Antes de darse a la fuga, se apoderó de 1.700 pesetas, quemó documentación oficial que se encontraba a la vista y escibió en algunos papeles Gora ETA militarra (Viva ETA Militar).

Ya en la calle, el secuestrador tomó, con su rehén, el automóvil de la policía y se dirigió por la carretera de la costa hacia Irún, para pasar a Pamplona por el puerto de Veíate. Manuel Moral logró huir en Sansol, cerca de Estella, donde ambos habían descendido del vehículo para adquirir una barra de pan. Moral ocupó su lugar ante el volante y arrancó bruscamente, dejando atrás al secuestrador. El policía municipal pasó a la provincia de Álava, donde denunció los hechos en el puesto de la Guardia Civil de Santa Cruz de Campezo. García Cajidos fue detenido poco después y conducido al cuartelillo de Los Arcos (Navarra).

 

< Volver