Trágico cinismo     
 
 Diario 16.    07/02/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Trágico cinismo

La demencia asesina de ETA permite saber de antemano en qué mentiras esconderán sus deleznables actos cuando éstos ponen al descubierto, ante la opinión pública, el carácter fascista y criminal de la organización. Así lo adelantábamos en nuestro editorial de ayer y así ha sido.

El comunicado que los terroristas han hecho llegar al diario «Egin» pretende escudar tras los tecnicismos de las bombas y su funcionamiento el hecho incontrovertible de que un comando de asesinos colocó un potente explosivo en un centro de trabajo, y que la mejor y única forma de que no mueran trabajadores —con o sin uniforme— es no ponerles una maleta-bomba en ningún departamento ni dispararles ráfagas de ametralladora.

Su paranoia lleva a los asesinos a «solidarizarse» con las victimas y sus familias, en lo que llaman «lamentable suceso». Trágico cinismo, desvergonzada actitud, macabro atrevimiento que ya no nos sorprende. Ni a nosotros ni a los ciudadanos vascos, que hoy se manifiestan bajo el lema «ETA, no».

 

< Volver