Suspensión indefinida de la "Mesa por la paz"     
 
 ABC.    16/02/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Suspensión indefinida de la «Mesa por la paz»

Vitoria

El portavoz del Gobierno vasco, Ramón Labayen, anunció ayer que los últimos acontecimientos «han hecho que la convocatoria para la reunión de la "Mesa por la paz", el 1 de marzo, quede aplazada indefinidamente».

Labayen deploró el nuevo atentado de ETA, «horrible y condenable», como todo tipo de asesinatos, que ha roto el cuma de normalidad.

El Gobierno vasco achaca el fracaso de la Mesa al PSOE. «En modo alguno es tolerable que el secretario general del PSE-PSOE se refiera demagógicamente a la imposibilidad de hablar con asesinos y diga que se prima al terrorismo, porque buena parte de este país sabe que el señor Benegas ha intentado en repetidas ocasiones tales contactos, como en conversaciones frustradas durante el Gobierno de UCD o tras el atentado que costó la vida al general Lago.» Insistió en la necesidad de medidas políticas y dijo que «es una enorme responsabilidad de ETA haber impedido un clima de normalidad que permita estudiar soluciones políticas».

En HB se culpa también al PSOE, en fuerte campaña informativa. Para HB, «el PNV ha mostrado seriedad y voluntad de diálogo», mientras los socialistas «en ningún momento han mostrado voluntad de llevar a buen efecto las conversaciones».

ETA, poder fáctíco

Por su parte, EE ha afirmado que «la paz podría venir de una reunión de todos tos que están a favor de ella, por su representación electoral y no como intermediarios de nadie». Lo peor para esta fuerza política es que se ha habiado de ETA como una «fuerza táctica». Lo positivo, la voluntad popular de paz, fracasada por la ambigüedad de ETA. El camino: conversar en el marco del Parlamento vasco.

Damborenea, del PSOE, declaró ayer sobre la ilegalización de HB que «sus dirigentes son los que han dicho públicamente que el voto de HB es un voto a ETA y en sus manifestaciones es donde se grita "ETA, mátalos, ETA más metralletas"». Los dirigentes dé HB son los que brindan con champán cuando un atentado resulta con éxito, cuando el asesinato se consuma. Afirma que no se pueden ilegalizar las ideas y se mueven con habilidad para evitar caer en una acción judicial. «Le pesa como A! Capone, al que la Policía tuvo que detener por delito fiscal.»

Por otra parte, el dirigente navarro de HB y vicepresidente del Parlamento regional, José Antonio Urbiola —emigrado recientemente a Venezuela— califica la política de HB como «izquierdista, infantilista, mística y tercermundista, adobada con las increíbles dosis de triunfalismo barato que hemos tenido que soportar. Los resultados de las elecciones no son satisfactorios: globalmente son desastrosos. Con un aumento considerable de la participación, ni siquiera igualamos resultados anteriores». En Navarra va al traste.

 

< Volver