"La política autonómica del Gobierno es rotundamente negativa"  :   
 Visita "institucional y afectiva" de Garaicoechea a Cataluña. 
 ABC.    18/03/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

«La política autonómica del Gobierno es rotundamente negativa»

Visita «institucional y afectiva» de Garaicoechea a Cataluña

Barcelona. Ep

El presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaicoechea, manifestó a su llegada á Barcelona, en una breve rueda de Prensa, improvisada en el aeropuerto, que «la política autonómica del Gobierno es rotundamente negativa».

El «lendakari» suscribió las palabras del portavoz del Gobierno vasco pronunciadas con motivo del recurso contra la ley del euskera. «Creo —dijo— que fue muy expresivo al manifestar que estamos Consternados. Cualquier ciudadano participará de nuestra perplejidad cuando vea que se han impugnado artículos como el que señalaba que los jmpresos deber ser bilingües.»

El presidente del Ejecutivo vasco afirmó que la «Mesa para la paz está en un "impasse", porque hubo un sector de ETA empeñado en reventar el proyecto. «Tenemos fe —añadió— en que este intento cristalizará, pero esta fase preelectoral no es la más indicada para intentarlo ahora. Estoy seguro que este proyecto volverá a cuajar y creo que lo van a anhelar quienes lo han tratado frivolamente.»

Carlos Garaicoechea señaló que traía un mensaje de «amistad y afecto que ya es histórico entre Cataluña y el País Vasco. Hubiera traicionado la memoria de Macía, Companys y Aguirre si no hubiera renovado esta vinculación. El carácter de mi visita es fundamentalmente institucional y afectivo, y con el presidente Pujol podré comentar ´tos problemas comunes de nuestros respectivos pueblos, así como otros de actualidad».

Pujol: Comunidad de intereses

El presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, manifestó, por su parte, a preguntas de los informadores, que entre ambas Comunidades autónomas existe «una relación de afecto y una comunidad de intereses, ya que nos hemos visto enfrentados a menudo en situaciones muy similares».

«E) País Vasco y el País Catalán son los dos únicos que no han planteado el tema autonómico en la línea de la descentralización administrativa, ni por cuestiones de moda, ni exclusivamente por cuestiones económicas, sino que lo hemos planteado para defender nuestra identidad nacional», dijo el presidente Pujol.

Jordi Pujol subrayó que la visita del «lendakari» te producía una «gran satisfacción y una emoción sentimental», y afirmó que era pura coincidencia el hecho de que esta cumbre coincidiera con el recurso contra la ley del euskera y con el problema de las valoraciones.

El presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaicoechea, tras abandonar el aeropuerto de Barcelona, se dirigió, en compañía del presidente Pujol, al palacio de la Generalidad, que será su residencia oficial, y seguidamente se trasladó al Parlamento de Cataluña.

En él palacio de la Generalidad ondeaban las banderas española, en el mástil del centro, la catalana a la derecha y la «ikurriña» a la izquierda, estas dos más bajas que la española.

Entrevista con Heribert Berrera

Carlos Garaicoechea se entrevistó durante unos diez minutos con el presidente del Parlamento catalán, Heribert Barrera, en su despacho oficial, en el que sólo aparecía la senyéra. En esta reunión también estuvo el presidente Pujol.

Tras la entrevista, el «lendakari» firmó en el libro de honor del Parlamento con estas palabras: «Quisiera expresar con la lengua nacional de Cataluña, aunque ello no sea posible, los sentimientos profundos de amistad y admiración por este pueblo». Acto seguido, el presidente del Ejecutivo vasco le entregó al presidente Heribert Barrera una bandeja de plata en la que está grabada la primera estrofa de un poema de Gabriel Aresti. El «lendakari» también le hizo entrega del libro con el poema completo, en edición bilingüe catalana-euskera.

Por su parte, el presidente Barrera entregó a Carlos Garaicoechea una recopilación de las leyes del Parlamento catalán durante la Generalidad republicana.

 

< Volver