Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
 Permanecerá en los Ayuntamientos, según ha decidido tras un largo debate. 
 Herri Batasuna no piensa volver a las instituciones autonómicas     
 
 Diario 16.    21/03/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Permanecerá en los Ayuntamientos, según ha decidido tras un largo debate

Herri Batasuna no piensa volver a las instituciones autonómicas

El debate interno de Herri Batasuna ha tocado a su fin. Durante varias semanas, sus asambleas han discutido la posibilidad de participar en las instituciones autónomas y provinciales (Parlamento vasco y navarro y Diputaciones). La decisión final, a la que ha tenido acceso Diario 16, es ésta: Herri Batasuna permanecerá en los Ayuntamientos, pero no participará en las restantes instituciones. Hoy, lo hará público de modo oficial. La participación en el Parlamento estatal ni siquiera ha sido debatida.

Los perdedores

Un pequeño sector de la coalición abertzale ha defendido la participación en las instituciones. La figura más destacada de esta corriente es José Antonio Urbiola, ex vicepresidente del Parlamento foral navarro. Urbiola no ha estado presente en el debate —vive temporalmente en Venezuela—, pero ha hecho públicos sus planteamientos, secundados por otros militantes navarros. Su teoría es la tesis leninista de la «participación revolucionaría en las instituciones burguesas». No ha tenido éxito.

Bilbao:

Juan Manuel IDOYAGA,

corresponsal

Herri Batasuna seguirá participando en las tareas municipales de los distintos Ayuntamientos vascos donde consiga representación, pero se mantendrá alejada de las restantes instituciones provinciales o autonómicas (Parlamento vasco y navarro y Diputaciones).

Esta decisión es fruto del recuento final realizado ayer por la Mesa nacional de esta coalición en torno a las posturas que han adoptado las distintas juntas de apoyo y cuyo resultado se hará oficial en una rueda de prensa prevista en Bilbao para la jornada de hoy.

A últimas horas de la tarde de ayer seguía reunida en Guipúzcoa la Mesa nacional de Herri Batasuna (máximo órgano ejecutivo de la coalición), para puntualizar todos los pormenores que ha ofrecido este debate sobre su participación institucional y que se ha mantenido por espacio de casi dos meses.

Hermetismo

Los portavoces oficiales se mantenían herméticos a ofrecer cualquier dato concreto sobre el tema hasta la celebración de la rueda de prensa donde se dará cuenta oficial de la postura que adoptará la coalición y el resultado del recuento definitivo.

Sin embargo, en los círculos próximos había trascendido ya este resultado final y se aseguraba con toda certeza que «la postura de HB con respecto a su participación a las intituciones seguirá siendo la misma que ha venido manteniendo hasta el momento: presencia y participación en los Ayuntamientos y presentación en los procesos electorales, pero no participación ni presencia en las instituciones provinciales (Juntas generales y Diputaciones) o autonómicas (Parlamento vasco y navarro). La presencia o participación en el Parlamento de Madrid ni siquiera se ha debatido».

Lo único que se pudo obtener de los portavoces de HB fueron algunas valoraciones en torno a las puntuaciones de los debates:

«En contra de lo que se ha dicho desde algunos órganos de prensa, el debate ha ofrecido como resultado una mayor coherencia entre la base de la coalición. No hay problemas ni supuestas escisiones y al contrarío,

El debate como dato significativo que puede acallar a los que anunciaban extraños problemas en Navarra, tenemos que señalar que la participación en este debate ha sido cinco veces superior en número en esta región histórica a la que se registró durante el debate para ausentarse del Parlamento y de la Diputación.»

En líneas generales el desarrollo del debate, con valoraciones encontradas en algunos aspectos, han tenido como consideración común recordada por todos los sectores de HB «la necesidad de ofrecer una postura final coherente».

Prácticamente todas las ponencias, 13 en total, que se han sometido al debate coincidían en mantener «un marco nacional vasco y con posturas uniformes ante las distintas instituciones, independientemente de si son navarras o de la comunidad autónoma vasca».

Asimismo, todas las ponencias aceptaban como base estratégica «la necesidad de apoyarse en una postura rupturísta y en la consolidación de HB y KAS».

A todas luces, la ponencia presentada por la mesa nacional y de la KAS han sido las que han marcado la pauta generalizada para decisión final. La mesa nacional advertía de que los criterios para la intervención institucional «están en función del potenciamiento del resto de las luchas y que la posible participación institucional debe evitar el marginalismo que se intenta crear para las opciones rupturistas, pero no debe suponer ningún freno a la lucha de liberación que estamos desarrollando ni contribuir al asentamiento de la reforma».

KAS (Coordinadora Abertzale Socialista), organismo que integra HASI, JARRAI, algunos organismos populares y al sino to abertzale LAB, adelantaba aún más su postura y aseguraba en su ponencia que «tos votos que HB no consiga mañana por su claridad determinante los conseguirá más tarde con la movilización, la entrega y la lucha. Los que ganen mañana con el rebaje de planteamientos o posturas confusas será un arma de doble filo que debilitará, a medio y largo plazo, al conjunto de la izquierda abertzale».

Y, aún refiriéndose a los Parlamentos y Diputaciones apostillaba, «no debemos caer en la tentación de creer, utilizando, en la fase actual, estas instituciones, vamos a reformar la lucha del movimiento de liberación nacional del pueblo vasco, por medio de nuestras denuncias, ya que lo que podamos conseguir allí no será sino sostener con nuestra presencia el protagonismo de dichas instituciones».

Estas conclusiones y la valoración positiva que sobre la gestión realizada por la coalición en los municipios ha ofrecido la mesa nacional, han sido, en definitiva, los argumentos fundamentales que HB presentará a su electorado para mantener la misma postura que venía ofreciendo, por lo menos, «hasta que no cambien las circunstancias con la aplicación de una auténtíca democracia», según la consideracion de sus dirigentes.

 

< Volver