La falta de ética del PNV     
 
 Diario 16.    06/04/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

(Lo que dicen los demás)

La falta de ética del PNV

«El despropósito, la falta de sensatez y, sobre todo, la carencia absoluta de una visión ética y moral de la sociedad y de los derechos colectivos e individuales, una y otra vez agredidos por el terrorismo, subrayan un documento partidista que constituye un error mayúsculo, quizá el mayor de cuantos ha cometido el PNV en los últimos seis años de proceso democrático. Años en los que las tesis reivindicativas del PNV no sólo no han descendido sino que han ido en progresivo aumento, aunque el EBB desdeñe la valoración positiva que merecen los grandes logros autonómicos alcanzados (desde el propio Estatuto hasta los conciertos, pasando por la Policía autónoma, la televisión vasca, las competencias administrativas...), realizados, además, en un tiempo significativamente escaso y repleto de aconteceres diversos, y no siempre fáciles, para el conjunto de España.

La insaciabilidad reivindicativa del PNV no es desconocida para cualquiera que observe la auténtica realidad ideológica del nacionalismo vasco, cuyo objetivo último no es sino la independencia de una Euskadi insertada por un extraño federalismo en un Estado, eliminando la historia, groseramente deformada por el PNV, y los datos económicos, sociales y políticos que hacen de España una nación que en cuanto tal no está ni en tela de juicio (salvo para el PNV y otros nacionalismos de ultraizquierda), ni en fase de liquidación (...).

El Partido Nacionalista Vasco ha perdido la escasa credibilidad que fuera de nuestra tierra le era otorgada en su sincera lucha contra el terrorismo. El redactor del documento del EBB ha desnudado la realidad de las intenciones nacionalistas, relativamente camufladas hasta ahora a la opinión pública nacional. De ahora en adelante que el PNV se atenga a sus propias palabras, que sirven además para confirmar las acusaciones de ambigüedad, falta de claridad y debilidad frente al terrorismo de ETA. Ahora esas ambigüedades lo son bastante menos que hace unos días.»

(Editorial de «El Correo Español-EI Pueblo Vasco»)

 

< Volver