Una nota del Gobierno vasco recrudece el enfrentamiento PNV - PSOE  :   
 Garaicoechea desea, sin embargo, un "necesario" acercamiento. 
 ABC.    08/04/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Una nota del Gobierno vasco recrudece el enfrentamiento PNV-PSOE

Garaicoechea desea, sin embargo, un «necesario» acercamiento

Vítor

Una dura nota del Gobierno vasco contra el PSOE, dulcificada en parte por las decia oraciones de su presidente, Carlos Garaicoechea, pone de manifiesto el ambiente de crispación política que se vive en el País Vasco, especialmente tras la celebración del último Aberri Éguna. Mientras el Ejecutivo autónomo acusa al partido del Gobierno de asume «posiciones más regresivas que las de sus predecesores», el «lendakari» reconoce que el entendimiento entre el PNV y ios socialistas «es deseable y hay que intentarlo».

El documento hecho público por el Gobierno vasco tras su última reunión afirma que la tensión política ha desembocado en una agria controversia entre partidos, en la que no han faltado frecuentes ataques dirigidos al Ejecutivo autónomo por parte del PSE-PSOE. En este sentido, la nota recuerda que los «durísimos ataques» surgieron tras las manifestaciones de los representantes del Gobierno vasco durante la celebración del Aberri Eguna, y que eran la culminación de una campaña «en la que coinciden los ataques reiterados del partido gubernamental en diversos medios de comunicación, con manipulaciones informativas escandalosas, hechas desde la Prensa más reaccionaria».

Posición inequívoca

El Gobierno autónomo afirma que su posición contraria a la violencia es inequívoca, pero que «esta actitud no puede confundirse con un acatamiento dócil e incondicional de la política antiterrorista del PSOE y su Gobierno, si ésta rechaza sistemáticamente el análisis y el tratamiento político que, desde nuestra perspectiva, exige la violencia en el País Vasco».

Nuevamente, el Gobierno vasco trata de condicionar la pacificación en la zona a los progresos en la consecución del autogobierno. Y así, la nota afirma que «el Gobierno socialista parecía haber compartido la idea d que la solución al clima de violencia pasa por la demostración clara de que la aspiración de Euskadi" al autogobierno progresa a través de las vías democráticas».

«Desgraciadamente —continúa la nota— desde el 28 de octubre, y a pesar de las incontables promesas del Gobierno central, todavía no se ha realizado un solo acuerdo de transferencias estatutarias; las posiciones del actual Gobierno socialista son hoy más regresivas que las de sus predecesores en las materias importantes, y se han dado pasos tan graves como el recurso contra la ley de normalízación del éusquera, a pesar de que se había consensuado en sus puntos básicos por los propios representantes del PSOE en el Parlamento vasco.»

Afrenta

Al Gabinete de Garaicoechea le resulta «doloroso» que se le haya acusado de no poner tos medios necesarios para combatir la violencia y afirma que «constituye una auténtica afrenta que el PSE-PSOE se permita el lujo de asegurar que este Gobierno y su «lendakari» quieren sacar partido de ia violencia a través de la «Mesa por la paz».

Según el documento, el PSOE y su Gobierno no son los más indicados para acusarles de arrogancia en su labor, «cuando es notorio que vienen rechazando iniciativas parlamentarias de la oposición que ellos mismos planteaban cuando no eran Gobierno e impugnan leyes del Parlamento vasco aprobadas por el propio PSOE».

El Gobierno vasco finaliza su réplica a las acusaciones diciendo que «nuestro pueblo sabrá juzgar y elegir entre las realizaciones de su Gobierno y la pura verborrea de la oposición».

Garaicoechea, consciente del enfrentamiento

El presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaicoechea, ha declarado, por su parte, que es consciente de que existe una situación de falta de entendimiento entre el PSOE y el PNV, que se da también a nivel de Gobierno central y Gobierno vasco. En este sentido, Garaicoechea dijo que «estamos en un momento crítico en esas relaciones, y no es porque lo deseemos, ya que este país no está para lujos».

Garaicoechea dijo también, en otro orden de cosas, que sus relaciones con el presidente del PNV, Javier Arzallus, «son fluidas» y rechazó el que hubiese desavenencias entre el Gobierno vasco y el partido que lo sustenta: «Si no hubiese entendimiento, las leyes naturales de la política hubieran provocado algo parecido a lo que se ha sucedido en otros partidos políticos que van diciendo esas cosas.»

Por otra parte, el «lendakari» expresó también su satisfacción por la liberación del industrial guipuzcoano Jesús Gulbert y expresó su solidaridad con la familia de Diego Prado y Colón de Carvajal, deseando que el secuestro tenga también un final feliz.

 

< Volver