Autor: Duque, Ulpiano. 
 El lendakari denuncia que el Gobierno central tiene bloqueado el Estatuto. 
 Garaicoechea: "Los socialistas no han hecho ninguna transferencia"     
 
 Diario 16.    08/04/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

El lendakari denuncia que el Gobierno central tiene bloqueado el Estatuto

Goraicoechea: «Los socialistas no han hecho ninguna transferencia»

Vitoria:

Ulpiano DUQUE, corresponsal

El lendakari. Carlos Garaicoechea, que ahora cumple sus tres años de mandato, acompañado del vicelendakari, Mario Fernández, y de quien, a partir de ahora, sera el portavoz del Ejecutivo de Euskadi, el consejero Pedro Migue/ Echenique, ofreció ayer una rueda de prensa que bien puede considerarse cómo una respuesta puntual a los ataques de que han sido objeto últimamente el propio lendakari y otros miembros de su Gobierno, así como la gestión realizada por su Gabinete,

En este contraataque se citó con claridad al Partido Socialista de Euskadi y al Partido Socialista Obrero Español, así como al Gobierno Central.

Garaicoechea comenzó hablando de «la tensa situación política existente en Euskadi, que ha desembocado en una agria controversia entre partidos, en la que no han faltado frecuentes ataques dirigidos al Gobierno vasco, especialmente, por parte del PSE-PSOE».

«Campaña»

Señalaría seguidamente que su Gobierno «es consciente de la intención claramente e/ectoralista que inspiran dichos ataques y hubiera preferido limitarse a pedir el sentido de responsabilidad indispensable para evitar un mayor enrarecimiento de la convivencia política en este país, pero se ha visto obligado a adoptar esta otra postura ante la gravedad de algunas acusaciones».

Interpretó que las manifestaciones que siguieron al pasado Aberri Eguna «sólo son la culminación de una campaña preexistente, en la que coinciden ataques reiterados de la dirección del PSE-PSOE en diversos medios de comunicación, con manipulaciones informativas escandalosas, hechas desde la prensa más reaccionaria.

Sirva de ejemplo, dijo, la pertinaz y falsa información publicada en torno a la supuesta salida de algunos miembros del Gobierno y de mí mismo, con el evidente propósito de proyectar una imagen de inestabilidad del mismo.

Más tarde, respondiendo a preguntas de los periodistas, Garaicoechea volvería a referirse al mismo punto hablando de «intoxicación torpe con una insistencia pertinaz y casi pelma», mientras se refería a los ataques de la prensa que calificó de «reaccionaría», señalando que «algunos de sus ataques no nos duelen, sino que nos estimulan».

Violencia política

La cuestión de la violencia ocupó gran parte de la rueda de prensa en el apartado referido a la situación política, entremezclando las cuestiones propiamente políticas con el fenómeno terrorista.

En este apartado, el lendakari dijo que «el Gobierno vasco reitera su posición inequívoca contra la violencia, coincidente, por otro lado, con la acritud largamente mantenida por su partido», y reafirma que fiesta actitud no puede confundirse con un seguimiento dócil e incondicional de la política antiterrorísta del PSOE y su Gobierno, si éste rechaza sistemáticamente el análisis y el tratamiento político que, desde nuestra perspectiva, exige ta violencia en Euskadi».

Asimismo, diría a continuación que «la solución al clima de violencia pasa por la demostración clara de que las aspiraciones de Euskadi al autogobierno progresa a través de las vías democráticas», para recordar, a renglón seguido que «a pesar de las incontables promesas del Gobierno socialista, desde el pasado 28 de octubre, todavía no se ha formulado un solo acuerdo de transferencias estatutarias».

También respondería que «el ingrediente político fundamental de la lucha contra la violencia no se está aplicando. El Gobierno socialista está adoptando actitudes regresivas respecto a sus predecesores, lo cual es gravísimo, tanto en el enfoque en materias importantes pendientes como la filosofía general respecto a la autonomía, respecto a lo que es una auténtica autonomía política; pretendiendo transformar la autonomía en una mera descentralización administrativa».

Garaicoechea rechazó categóricamente que hubiera intentado «sacar partido de la violencia a través de la mesa por la paz» como también rechazarla que no hubiera un buen entendimiento entre él y Xabier Arzalluz, presidente del PNV, mientras, por otro lado, calificó la propuesta de Arzalluz de crear un grupo de expertos internacionales que estudie el fenómeno de ETA y proponga posibles soluciones, de «imaginativa y llena de la mejor intención» y anunciaba que el Gobierno vasco estudiará con detenimiento tal propuesta.

A pesar de todas las críticas y argumentos en contra del Partido Socialista, Carlos Garaicoechea reiteró la conveniencia de un entendimiento con este partido y con el Gobierno Central, «ese entendimiento es deseable».

El lendakari Garaicoechea convocó ayer una rueda de prensa para responder a los ataques de los socialistas vascos. La violencia verbal desencadenada en Euskadi a partir del Aberri Eguna del pasado domingo no ha remitido y promete incrementarse de cara a la campaña electoral de las municipales. El presidente del Gobierno vasco acusa al Gobierno socialista central de no haber hecho desde el 28 O una sola transferencia.

 

< Volver