Autor: Pagola, Javier. 
   Piquetes forzaron en Eibar un día de luto por los etarras muertos  :   
 Herri Batasuna responsabiliza al Gobierno por la explosión. 
 ABC.    21/04/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Piquetes forzaron en Eibar un día de luto por los etarras muertos

Herri Batasuna responsabiliza al Gobierno por la explosión

San Sebastián. Javier Pagóla

La jornada de huelga general en Eibar fue convocada por la denominada Asamblea Popular y apoyada por diversos partidos de la izquierda «abertzale», así como gestoras pro amnistía, en señal de duelo por Félix Badiola Echaburu y José Antonio Gárate Alcacipar, muertos cuando manipulaban un artefacto en Mondragón. El apoyo no llegó ni al 10 por 100 de la población activa.

En lo que respecta a las industrias de la comarca, el para únicamente fue secundado de forma aislada por los trabajadores vinculados a las organizaciones de la izquierda «abertzale». La respuesta fue mayor en la empresa Jata, donde trabajaba José Antonio Gárate. Dentro de tos actos de la jornada, sobre las diez de la mañana, entre doscientas y trescientas personas se reunieron en la plaza de Punzaga y, posteriormente, recorrieron diversas calles de la ciudad armera en manifestación.

La presencia de los manifestantes y de algunos piquetes hizo que algunos comerciantes decidieran cerrar sus establecimientos. A lo largo de la jornada se fue extendiendo el paro en tiendas y bares ante la persistencia de los piquetes, que recorrieron las calles conminando a los vecinos, a través de megáfonos, a que secundaran la convocatoria. De la misma forma, el mercado que se celebra todos los miércoles en la villa guipuzcoana fue suspendido ante la presencia de unas doscientas personas que impidieron la normal actividad del mismo..

Así, para media tarde era casi total el paro en el sector de hostelería y comercio. Por otra parte, minutos después de las doce del mediodía otra manifestación recorría la localidad profiriendo diversos gritos de apoyo a ETA m. Algunas de estas personas cruzaron barricadas en la carretera nacional que une Bilbao con la capital donostiarra interrumpiendo momentáneamente el desarrollo del tráfico. Grupo de jóvenes rompieron, asimismo, las lunas de diversas entidades bancarias, y en ningún momento hicieron acto de presencia las Fuerzas de Orden Público.

Por su parte, la coalición «abertzale» Herri Batasuna hizo público un comunicado responsabilizando al Gobierno central de la muerte de estos dos jóvenes, presuntos integrantes de un comando legal de ETA m.

 

< Volver