La "entrevista" de ETA     
 
 Diario 16.    28/05/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

La «entrevista» de ETA

Por mucho que e\ terrorismo haya ido convirtiéndose en convidado sangriento de las noticias de cada día, es muy difícil permanecer insensible ante «documentos» como el recientemente publicado por «Punto y Hora de Euskal Herria» y «Egin», con los testimonios escritos de una de las sesiones de tortura a que ETA viene sometiendo desde hace dos meses a Diego Prado y Colón de Carvajal.

Siguiendo el ejemplo de las Brigadas Rojas en el secuestro de Aldo Moro, o de la Banda Baader-Meinhoff en el de Schleyer, ETA intenta convertir el secuestro de Diego Prado en escaparate publicitario de su programa. Sólo mediante las respuestas obligadas del secuestrado puede la organización terrorista colocar en toda la prensa «sus» «preguntas», en las que no trata de averiguar nada, sino de hacer publicidad de su descabellada «alternativa» KAS.

Diego Prado es ya el secuestrado que más tiempo ha permanecido en poder de ETA y su utilidad no es ya económica, sino puramente propagandística. Ante la decidida política gubernamental plasmada en el Pian ZEN, ETA intenta de nuevo aparecer en los medios de comunicación como un ejército frente a otro, como un partido político frente a otros, como una nación frente a otra.

Tras de dos meses de cautiverio, y con una pistola en la nuca, cualquier ser humano admitiría no sólo la «fortaleza» etarra, sino hasta la dignidad moral de sus torturadores. Cada palabra de Diego Prado ratifica la convicción de que con ETA no hay diálogo posible. Y que la única salida es la lucha policial, la resistencia de la población civil y la voluntad de aniquilarlos.

 

< Volver