El lendakari y la bandera     
 
 Diario 16.    28/05/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

El lendakari y la bandera

Parece que el no decir la verdad empieza a ser norma común de los portavoces de la actual Administración. Reciente aún el triste ejemplo de la Oficina de Información Diplomática con respecto al viaje de Morán a Guinea, ahora nos encontramos con el triple desmentido a nuestra información sobre la resistencia de Garaicoechea a saludar por separado a la bandera nacional.

¿A quién creer? ¿A estas instancias oficiales que ahora niegan toda conexión entre el cambio del protocolo y los deseos del lendakari o a esos dos altos funcionarios que separadamente informaron a dos redactores de Diario 16 de los hechos? ¿Qué pensaría el desconcertado ciudadano si topáramos con una misma persona que en privado filtra una noticia y en público lo desmiente?

Diario 16 se reafirma punto por punto en su información de ayer. Comprendemos que resulte muy duro aceptar que haya que «facilitarle» las cosas al presidente de una comunidad autónoma para que pueda rendir homenaje a la bandera nacional, pero más vale afrontar los hechos, en vez de camuflados. Lo que, desde luego, nadie se va a creer es que algo tan serio como una alteración del ritual de los actos del Día de las Fuerzas Armadas vaya a realizarse únicamente por razones de «plasticidad». A no ser que por tales se entiendan los temores de Garaicoechea al impacto que en ciertos sectores vascos tendría una foto suya inclinado ante la enseña «españolista» en la primera página del diario «Egin».

Si durante su viaje oficial a Sudamérica el lendakari no ha necesitado para nada la bandera nacional, es de suponer que en los actos de Burgos tampoco echará en falta su proximidad.

 

< Volver