Diego de Prado, en libertad. 
 El "peinado" del Pilar, una de las operaciones policiales más importantes     
 
 ABC.    07/06/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Diego de Prado, en libertad

El "peinado" del Pilar, una de las operaciones policiales más importantes

ABC. 07/06/1983. Párrafos 10.

Diego de Prado, en libertad

El «peinado» del Pilar, una de las operaciones policiales más importantes

Madrid

A las ocho de la mañana del día 6 de abril ios vecinos del barrio del Pilar se despertaron sorprendidos por un amplio despliegue policial. Los que se dirigían somnolientos al trabajo se toparon materialmente con 700 miembros de las Policías Gubernativa, Municipal y Nacional. Seis controles a las salidas. Era la operación policial más importante de los últimos tiempos. Operación con dos finalidades: Evitar asesinatos previstos y liberar a Diego de Prado.

Las fuerzas policiales formaban 175 equipos, en cada uno de ellos un miembro del Cuerpo Superior de Policía y dos policías nacionales. Siete mil pisos del barrio del Pilar fueron controlados con 974 registros domiciliarios, pertenecientes a 500 edificios. Los GEOS esperaban una eventualidad. A pesar de ciertas polémicas y «críticas de progresismo de salón», la colaboración ciudadana fue total.

La Policía tenía «pinchado» un piso desde hace meses y se había captado una conversación en la que se afirma: «prepárate que te vamos a llevar la mercancía» y «te tienes que hacer cargo de ello». Se trata de desviar la atención de los etarras. El piso estaba en Federico Rubio y Galí. Un gravísimo error policial —del que informó en exclusiva ABC— impide la liberación: el ministro del Interior está en Francia hablando con Gastón Deferre; fa operación se monta deprisa... En la televisión se desarrolla el partido de vuelta Real Sociedad-Hamburgo. Miércoles 6, a última hora de la tarde, una pareja de etarras se dirigen al inmueble. La Policía tiene un despiste y no identifica a los etarras..." María Belén González Pañalva y Urruzola Txiquiaga se escapan y rompen el círculo policial. En el piso están María del Pilar Nieves Pérez —la dueña— y Tapia Irujo

«Zapatones», qué contempla las escenas futbotísticas, mientras, en la cocina hay cena preparada para más de dos.

La «operación Virgen» se dispara. Hay noticias de que ETA ha organizado la «operación Eslabón» que incluye asesinatos de campanillas para desestabilizar con motivo del juicio en el Supremo del 23-F. Hay que evitar muertes, que se presume están previstas para el día siguiente. Se inicia una carrera en la que se quema buena parte de la infraestructura de ETA en Madrid: caen cuatro pisos más, Juan de la Hoz, 3, primero centro; Rafael Ibarra, 29, tercero B; Castelar, 22, cuarto; Martínez Izquierdo 53, tercero, y en éste último se detiene a José Antonio Garbi del Río y Yolanda Pequeño.

Quedan —y son los encargados del secuestro— Ignacio Aracama Mendía, alias «Macario», y José Ángel Urtega. Pero se han evitado dos posibles atentados: contra Luis Usera, presidente del Hispano Americano (que se encuentra en la UVI), y Luis Pérez Lemaur, presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que es la que juzga habitualmente a los etarras.

Para ello, la Guardia Civil «peina» en la sierra de Segovia, mientras, la Policía, en Madrid, entra, cerca, sale y desarrolla una febril actividad en el Pilar, Fuencarral, barrio de Begoña, urbanización Saconia, Dehesa de la Villa... Todo se investiga. Se trata de que los etarras huyan, más que de cogerlos.

La operación —aun con el fracaso inicial— tiene una buena parte de éxito, pero ya no hay pistas válidas sobre Diego de Prado. Se retiran los 60 controles puestos, dentro de la «operación Jaula», en las salidas de Madrid. Se mantiene una «discreta» vigilancia en el Pilar. Y los policías uniformados desaparecen de las cades. Es el día 9. Manuel de Prado se entrevista con el ministro del Interior. «La «operación Eslabón» de ETA ha fracasado.

El día 14, Barrionuevo acude al Senado a hacer balance: se volvería a hacer la operación porque era necesaria. Junto a algún medio de comunicación, los que protestan son los diputados del PNV, el ministro contesta. «El PNV pidió que hiciéramos lo mismo en Fuenterrabía» para buscar a Jesús Guibert que fue liberado tras el pago del secuestro en la madrugada del día 6. La «operación Virgen» pertenece ya a la historia policial de tos últimos años.

El comando Madrid

Tras las diligencias practicadas con Juan María Tapia Irujo, la Policía ha esclarecido 21 asesinatos, la mayoría de ellos cometidos por el comando Txapela. Irujo llevaba en ETA siete años sirviendo de infraestructura. Juan Antonio Garbi y su mujer, Yolanda Pequeño, liberados de ETA m y responsables del aparato de información de la banda armada en Madrid, percibían de ETA 200.000 pesetas, y la organización les pagaba también el alquiler del piso y el coche. En el archivo intervenido figuraban, en su mayoría, nombres y direcciones de militares, pertenecientes en gran parte a la Armada Española. 

< Volver