Garaicoechea y Felipe González intentarán desbloquear el proceso de transferencias  :   
 En julio, "cumbre" en el País Vasco. 
 ABC.    15/06/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NACIONAL

MIÉRCOLES 15-6-83

Garaicoechea y Felipe González intentarán desbloquear el proceso de transferencias

En julio, «cumbre» en ei País Vasco

Vitoria

Las tensiones entre el Gobierno Central y el Ejecutivo autónomo están pasando posiblemente en la actualidad por el momento más difícil desde la constitución de este último. Tanto una parte como la otra son conscientes de ello y del peligro que supondría continuar en esta dinámica de crispación, especialmente latente durante tos últimos días a raíz del anuncio hecho por los nacionalistas de una posible denuncia del Estatuto de Guernica.

Por eso la entrevsta que hoy mantendrán el presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaicoechea, y el ministro de Administración Territorial, Tomás de la Quadra, reviste especial importancia para tratar de superar, al menos momentáneamente, esta situación de radical enfrentamiento, y servir como balón de oxígeno hasta que se produzca una reunión en la «cumbre» entre Felipe González y Garaicoechea, cuya celebración ya fue anunciada por ambas partes tras la entrevista mantenida por el secretario general de los socialistas vascos, Txiqui Benegas, con el inquilino de Ajuria-Enea.

Si bien por el momento aún está sin concretar la fecha exacta para e! encuentro, ya se adelantó ayer que el mismo podría tener lugar a comienzos del mes de julio en Madrid, una vez que Felipe González haya regresado ya de su viaje a los Estados Unidos.

Las acusaciones y reproches mutuos entre nacionalistas y socialistas volvieron a reproducirse ayer a la salida de sus respectivos líderes de la entrevista que mantuvieron por separado con Garaicoechea.

Así, el presidente del Euskadi Buru Batzar, Javier Arzallus, al término del encuentro, tras afirmar que «espera y desea que las cosas entren en la vía del diálogo, porque esto no es un diálogo, sino una especie de conversación entre sordos», no dudó en mantener que, a su juicio, «no es que todo esté paralizado, sino que las cosas van por muy mal camino». En tal sentido insistió que en estos momentos se está hablando mucho de transferencias, «pero —agregó— no son las transferencias lo que más nos preocupa».

Más adelante Arzallus, tras insistir en que «la actitud de ios nacionalistas ante esta situación por de pronto va a ser de denunciarla, y luego ya veremos», concluyó afirmando que estos hechos «no dan la razón a Herri Batasuna, que no aceptó este Estatuto, y sobre la que no sabemos ni qué alternativa propone, porque e! programa KAS —señaló— es como un acordeón que se puede hinchar o deshinchar. En lo que sí se podría dar la razón a HB es que en Madrid no se respetan los pactos y se engaña siempre».

Entretanto, Txiqui Benegas discrepó abiertamente con la opinión sostenida por el Gobierno vasco y los nacionalistas, «por cuanto éstos tratan de dar la sensación de que las relaciones entre Madrid y Vitoria están peor que, nunca». Afirmaciones que, a su juicio, obedecen sin más al empleo de «la estrategia de la tensión», e incluso, a «un intento de levantar ef techo del Estatuto»: Tras insistir en que se están haciendo de problemas técnicos enfremamientos políticos, acusó de «irresponsabilidad» a los nacionalistas por plantear la reforma del Estatuto de Guernica.

 

< Volver