Autor: García, Ulpiano. 
 Tomás de la Quadra recibió anoche al lendakari Garaicoechea. 
 "Hay que desdramatizar las diferencias de Madrid con el Gobierno vasco"     
 
 Diario 16.    17/06/1983.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

romas de la Quadra recibió anoche al lendakari Garaicoechea

«Hoy que desdromotizar las diferencias de Madrid con el Gobierno vasco»

El ministro de Administración Territorial, Tomás de la Quadra, declaró ayer a su llegada al aeropuerto de Vitoria, donde sólo acudió a recibirle el delegado del Gobierno,

que es lógico que haya discrepancias con el Gobierno vasco, pero no que se produzca una crispación. «Hay que desdramatizar las discrepancias actuales

Vitoria:

Ulpiano GARCÍA,

corresponsal

Con la llegada ayer a Vitoria del ministro de Administración Territorial, Tomás de la Quadra, parece que el Gobierno socialista trata de relanzar una política de diálogo con el Gobierno vasco; y ello no sólo sobre las cuestiones concretas y puntuales del traspaso de competencias, sino también sobre el marco legislativo que está elaborando el equipo de Felipe González. Probablemente, porque se está buscando como contrapartida, entre otros objetivos, que el Gobierno de Garaicoechea se corresponsabilice en la lucha contra el terrorismo.

El ministro llegó al mediodía al aeropuerto de Vitoria, donde únicamente fue recibido por el delegado del Gobierno, Ramón Jáuregui, trasladándose seguidamente hasta la residencia de los Olivos, donde almorzaría con el propio delegado y los responsables de las distintas áreas de la Delegación del Gobierno.

Por la tarde, a partir de las cinco, se iniciaron los contactos de De la Quadra con el Gobierno vasco. Primero celebró una reunión de trabajo con el vicepresidente Mario Fernández, y a primera hora de la noche, ya en el palacio de Ajuria Enea, con el lendakari Garaicoechea, con quien cenó. Se esperaba que este contacto entre el ministro y el presidente del Gobierno autónomo se prolongara hasta altas horas de la madrugada.

Es fácil suponer qué tipo de cuestiones irían surgiendo en una y otra reunión, si tenemos en cuenta lo anunciado por el ministro a su llegada al aeropuerto.

Distensión

Tomás de la Quadra declaró que con su visita pretendía «una institucionalización de los cauces de diálogo entre ambas Administraciones, avanzar en puntos concretos y que son objeto de conflicto, además de pretender desdramatizar las discrepancias actuales y las que puedan existir en el futuro, porque es lógico que exista una disparidad de criterios, pero que no se produzca una crispación».

En otro apartado de sus contactos del ministro con los máximos responsables del Gobierno vasco, tampoco se puede olvidar que se habrá concretado la posible fecha de la entrevista Carlos Garaicoechea-Felipe González, en el palacio de la Mondoa, y qué aspectos generales, cara al futuro inmediato, se abordarán en esa reunión, que se celebrará en la primera decena de julio, al regreso del presidente González de su viaje a EE.UU.

Al hacer referencia a las cuestiones de las reuniones de ayer, es inevitable recordar las impresiones recogidas al término de la ronda de contactos mantenida estos días por Garaicoechea con líderes de las fuerzas parlamentarias vascas. El nacionalista Javier Arzallus, el centrista Jesús María Viana y los representantes de Euskadiko Ezkerra, sobre todo, exteriorizaron su preocupación no por las transferencias que tarden en llegar, sino por el peligro que puede existir para el Estatuto de Guernica con una serie de leyes que tiene, más o menos elaboradas, el Gobierno del Estado, Incluso Euskadiko Ezkerra era partidario de que en contra de esas leyes se convocaran manifestaciones ya, sin olvidar el resultado del posible diálogo entre las partes.

Negociación secreta

En relación con el marco legislativo del Estado sobre la lucha contra el terrorismo, en unas recientes manifestaciones del delegado del Gobierno, Ramón Jáuregui, se hacía referencia a que para salir de la actual situación de enfrentamiento es preciso «un proceso de discusión muy seria. Yo diría que un proceso sin mucha publicidad, a través de una mesa de discusión con cuatro patas, que abarque los problemas de las transferencias, la calificación del horizonte legislativo, la´ corresponsabilidad del Gobierno vasco en la lucha contra el terrorismo y un gran convenio en política industrial».

Propuesta, como se ve, que abarcaría un amplio temario y que probablemente será aceptado por ambas partes y que también encontrará su línea de partida oficial con la visita de ayer del ministro de Administración Territorial, y que tendrá su respaldo oficial definitivo en la reunión que celebrarán en la Moncloa los presidentes González y Garaicoechea.

 

< Volver