En la elección del nuevo alcalde para el Ayuntamiento de Irún. 
 Tiraron la urna por la ventana     
 
 Diario 16.    12/07/1983.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

En la elección de nuevo alcalde para el Ayuntamiento de Irún

Tiraron la urna por la ventana

Irún — El nombramiento del nuevo alcalde de Irún, el socialista Alberto Luen Lacambra, originó ayer un tu multo provocado por simpatizantes de Herri Batasuna, que tiraron por una ventana la urna de las votaciones al tiempo que gritaban, refiriéndose al nuevo edil, «ETA, mátalo».

A las once y media de la mañana se suspendió de nuevo la sesión del Ayuntamiento de Irún, que tenía por objeto la elección del alcalde, después de que la sentencia de la Audiencia Territorial de Pamplona declarara nula la anterior, realizada a mano alzada.

El Pleno se suspendió en vista de los graves incidentes que se habían provocado en la sala.

La sesión dio comienzo a las once de la mañana: A pesar de que en principio se anunció que sería a puerta cerrada, finalmente unas quinientas personas llenaban las escaleras y la sala de plenos de la Corporación de Irún.

Se encontraban presentes los ocho concejales del PNV, los diez del PSOE, los dos de Euskadiko Ezkerra, los dos de AP, dos de Herri

Batasuna y el de Urranzu-Independiente.

El alcalde en funciones, Javier Chapartegui, después de rogar silencio y compostura para evitar incidentes, leyó los dos puntos del Pleno. El primero, sobre la anulación de la votación de la última sesión y el segundo estableciendo uña nueva votación,

En ese momento, el alcalde elegido en la anterior sesión, Ricardo Etxepares, del PNV, tomó la palabra para decir que su elección fue legal, al no existir en ella ocasiones o presiones por lo que, considerándolo así, abandonaba la sala. Sin embargo, se sentó.

Comenzaron de nuevo los incidentes; con gritos de «Fuera, fuera», «Kampora, kampora» y «PSOE, Policía, la misma porquería».

Ramón Pena, Herri Batasuna, se levanté y leyó en vascuence y castellano una nota en la que dijo que considera válida la antigua votación, y no aceptaba al

PSOE. Los concejales de HB abandonaron el Pleno municipal.

Un sector del público entonó entonces el «Eusko gudaríak», con gritos de «Gora ETA», «Con el PSOE se tortura, como en la dictadura», y «Que se vayan, que se vayan».

Uno de los asistentes del público increpó a un concejal de Euskadiko Ezkerra, preguntándole si era vasco o no, y éste contestó: «Sí, pero no asesinos como vosotros»,

 

< Volver