ETA facilita información del Ejército a potencias extranjeras  :   
 Recibe los datos de simpatizantes que hacen la "mili". 
 ABC.    18/07/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ETA facilita información del Ejército a potencias extranjeras

Recibe los datos de simpatizantes que hacen la «mili»

Madrid

Los Servicios de Información del Ejército tienen en su poder uno de los cuestionarlos que la organización terrorista ETA-m entrega a sus militantes o simpatizantes que se incorporan al servicio militar, para que recaben diversos actos sobre organización y medios del acuartelamiento al que sean destinados.

En el cuestionario se especifican qué datos interesan a la organización, y entre las materias sobre las que se pide informes figuran: reservas de armamento, política de adquisición de material, modelos de armas y explosivos, grados de instrucción de la tropa y planos de instalaciones militares.

Fuentes próximas a los Servicios de Información del Ejército comentaron que la naturaleza de la información que se pide en esos cuestionarios tiene más interés para cualquier servicio secreto extranjero que para una organización terrorista del tipo etarra. En definitiva, podría ser una prueba de que ETA mantiene relaciones y suministra información a alguna potencia exterior.

Hasta el momento, se sabía que militantes y simpatizantes etarras facilitaban datos a la organización, mientras prestaban su servicio militar. Pero estos informes se referían especialmente a sistemas de seguridad en los recintos militares, usos y costumbres de determinados oficiales y «estados de opinión» sobre movimientos separatistas y cuestión vasca. Los Servicios de Información de la Policía detectaron a varios de estos etarras, relacionados con los atentados a generales del Ejército.

Sin embargo, el contenido de los cuestionarios trasciende de los propios objetivos de ETA y pueden interesar, por el contrario, a terceros países.

Canales de información

Estos terceros países no se pueden considerar aliados de España, puesto que en gran parte de los temas que se plantean son ya conocidos, a través de canales reservados, por naciones con las que España mantiene lazos de amistad, e, incluso, tratados de cooperación en materia militar. En diversas ocasiones se ha acusado a la KGB soviética de estar detrás de algunas organizaciones terroristas europeas, entre ellas, ETA, e, incluso, también se ha hablado del apoyo que presta la OLP a dichas organizaciones. Pero estos extremos han sido siempre desmentidos tanto por el Gobierno de la Unión Soviética como por la organización árabe.

La labor de espionaje que puede desarrollar uno de estos simpatizantes etarras es importante. El valor operativo de una unidad militar no viene determinado, en muchos casos, por el tipo y cantidad del material de que disponga —datos que son relativamente fáciles de obtener—, sino por el estado de los repuestos, cantidad y antigüedad de la munición almacenada, número de ejercicios independientes que realiza la unidad, sistemas de transmisiones... En muchos casos, un simple soldado puede conseguir informes reveladores sobre estos extremos.

 

< Volver