Autor: Apostua, Luis. 
   No ha empeorado     
 
 Ya.    23/07/1983.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Jornada española No ha empeorado

EL «carácter clarificador» de la reunión (González-Garaicoechea) es t* la definición más reseñable de la misma, dentro de unas cotas de tensión sumamente explicables. El problema reside en saber si por clarificación o clarificador todos entendemos conceptos análogos.

Si empleásemos un lenguaje que han popularizado los pensadores marxistes, veríamos que las «condiciones objetivas» del largo encuentro de la Moncloa son adversas; no obstante, ninguno de los dos ha roto la baraja.

Veamos esas condiciones objetivas.

1. El presidente del Gobierno de España, Felipe González, está sentado sobre sus diez millones de votos y sobre cinco siglos de historia absolutamente irreversible. Por consiguiente, no se le puede pedir que ayude, consienta o aplace una partición de este complejo que llamamos España y que otros llaman el Estado español. Muchas veces se ha dicho a los separatistas que es imposible remodelar el mapa de Europa; para eso hace falta una guerra y además perderla.

2. El presidente de la comunidad autónoma de Euskadi, a su vez, está a caballo de su propio partido, que nunca ha renunciado explícitamente a la tensión independentista y que, por estrategias de última hora, se había apoyado en el «frente abertzale» de la mano de Herri Batasuna. En esa situación le resulta químicamente imposible consentir un solo acuerdo con el Gobierno «de Madrid».

Por consiguiente, en mis cortas luces, ya es bastante éxito que no hayan empeorado las cosas.

Luis APOSTUA

 

< Volver