Suspendidas las fiestas de Rentería  :   
 La Policía restituyó la bandera nacional. 
 Ya.    23/07/1983.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

nacional

Suspendidas las fiestas de Rentería

La Policía restituyó la bandera nacional

Las sociedades populares, la comisión de fiestas y los partidos políticos PNV, Euskadiko Esquerra y Herri Batasuna han decidido suspender las fiestas patronales al negarse el gobernador civil de Guipúzcoa a acceder a sus peticiones sobre la colocación de banderas en el Ayuntamiento de Rentería. Anoche, en el balcón de dicho Ayuntamiento ondeaban las banderas de España, de Euskadi y de la villa. En el interior del edificio se encontraba la Policía Nacional para evitar cualquier incidente, según nos informa nuestro corresponsal en San Sebastián, C. Muro.

En las negociaciones con el gobernador Civil se pretendió que en el balcón sólo ondeara la bandera de la localidad. Asimismo, en otra opción se pidió que se retirasen todas las banderas. El gobernador no accedió a la primera petición y, en cuento a la segunda, manifestó que la decisión debía tomarse por acuerdo del pleno del Ayuntamiento, pleno que no pudo ser convocado al estar ilocalizable el alcalde.

Después de conocer la decisión del gobernador se montó una manifestación que recorrió las calles de Rentería dando gritos contra la bandera espartóla. También se han registrado algunas quemas de banderas españolas en lugares de la localidad.

Las sociedades populares hicieron público un comunicado en que pedían a los partidos PNV, EE y HB que abandonaran el Ayuntamiento de Rentería en tanto dimitiera el alcalde, a quien acusan de ser el culpable de todos estos sucesos.

La Policía Nacional procedió en la mañana de ayer a izar la bandera de España, la ikurriña y la bandera de la localidad en los mástiles del Ayuntamiento de Rentería.

En relación a estos hechos, el portavoz del Gobierno, Eduardo Sotillos, ha señalado que los policías, que allí se encontraban «no llevaban armas. La versión de los hechos que tengo —ha añadido— es que una persona que salió del Ayuntamiento de Rentería fue agredida y los policías, de paisano, repelieron la agresión y defendieron a esa persona. Al ser reconocidos como policías fueron objeto de agresión por parte de unas personas que estaban preparadas con cadenas, etc., para provocar incidentes.

José Julián Elgorriaga, gobernador civil de Guipúzcoa, ha manifestado que las actuaciones policiales que se han venido produciendo, «únicamente responden al intento de salvaguardar el orden, habiéndose comprobado, además, la presencia de provocadores». El gobernador civil ha añadido que éstos iban «provistos de cadenas y otros objetos y atacaron a las Fuerzas de Seguridad del Estado. Prueba de ello es que a varios policías nacionales les debieron ser aplicados diez puntos de sutura, a otro ocho y a otro siete. En total han sido veinte los policías nacionales heridos, de los cuales trece resultaron con contusiones de menor consideración.»

En opinión del señor Elgorriaga es evidente que estas heridas que propiciaron puntos de sutura «no se producen con el simple lanzamiento de tomates o huevos, como se ha dicho en algunas informaciones».

Referente a las banderas, el gobernador civil de Guipúzcoa ha declarado que se debe cumplir la legislación vigente, «aprobada democráticamente en el Parlamento».

Respeto a la legalidad

En idénticos términos se ha manifestado en sus declaraciones el alcalde de Rentería, él socialista José Izaría Gurruchaga, quien ha afirmado que son «muy tristes» los hechos ocurridos en Rentería.

«Está alcaldía —ha añadido Gurruchaga— ha defendido y defenderá siempre el respeto a la legalidad, principio básico para el buen gobierno de la institución municipal. Por eso difícilmente podía acceder a las presiones planteadas por quienes siempre han pretendido monopolizar las fiestas e instrumentalizarlas para fines políticos partidistas.»

«Tenemos entre todos los renterianos que desterrar definitivamente —dice más adelante el llamamiento del akalde— el clima de tensión de nuestro pueblo y ello se hace aún más necesario con motivo de nuestras fiestas patronales. La armonía propia del ambiente festivo debe prevalecer tanto entre la gente como entre los símbolos, unos símbolos que a todos nos representan por igual.

«Unos pocos no deben nunca —concluye— imponer al conjunto de la población sus ideas; unos pocos no podrán nunca hacer desistir de sus compromisos.»

A preguntas de YA, José María Gurruchaga ha señalado que no piensa dimitir de su cargo y que, por el momento, no tiene pensado convocar un pleno para tratar de la situación por la que atraviesa actualmente la localidad.

Por otro lado, tras los incidentes registrados, el PNV de Rentería ha dirigido un comunicado en el que se pide la dimisión tanto del alcalde de la localidad como del gobernador civil de Guipúzcoa. El PNV ha desmentido asimismo las informaciones que hablaban de una supuesta agresión sufrida por un concejal de este partido; así lo ha afirmado de modo rotundo Agustín Aguirre, concejal del Partido Nacionalista Vasco en el Ayuntamiento de Rentería.

Tudela se niega a que la ikurriña ondee en sus fiestas

El Ayuntamiento de Tudela (Navarra) ha rechazado la proposición de la instalación de la ikurriña en el balcón del Ayuntamiento con motivo del inicio de las fiestas el domingo 24.

La proposición, presentada con carácter de urgencia por Milagros Rubio, concejal del movimiento comunista de Euskadi, ha sido rechazada por el voto en bloque de socialistas, Unión del Pueblo Navarro y Alianza Popular. El único voto favorable que se registe a favor de la propuesta fue el del movimiento comunista de Euskadi.

A consecuencia de esta medida, durante las fiestas de Tudela solamente ondearán las banderas de España, Navarra y Tudela.

Los feriantes de Llodio, obligados a utilizar el euskera

El Ayuntamiento de la localidad alavesa de Llodio ha establecido que todas las barracas de feria que han decidido instalarse durante las próximas fiestas patronales de San Roque deberán ofrecer un 50 por 100 de música vasca a través de sus respectivos equipos de megafonía.

En el momento de dar a conocer esa condición para adjudicar los puestos, los feriantes exteriorizaron su protesta, resistiéndose a cumplir con ese requisito, protestas que bajaron de tono cuando el representante municipal prometió que regalaría dos cassettes con música vasca para cada puesto.

En relación con la presencia del euskera en el ferial, los barraqueros también han tenido que entregar el título de cada barraca o aparato para que el Ayuntamiento de Llodio se encargue de confeccionar el correspondiente rótulo en euskera para que éste sea colocado junto a la denominación en castellano.

 

< Volver