Autor: Gurruchaga, Carmen. 
 Ha prohibido la entrada en la ciudad y desautorizado la manifestación. 
 El gobernador de Rentería trata de explicar la actuación de la Policía     
 
 Diario 16.    24/07/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Ha prohibido la entrada en la ciudad y desautorizado la manifestación

El gobernador do Rentería trata de explicar la actuación de la Policía

Julen Elorriaga, gobernador civil de Guipúzcoa, prohibió ayer la entrada en la ciudad y desautorizó la manifestación convocada por Herri Batasuna. Elorriaga, en rueda de Prensa, explicó la actuación de la Policía —«que actuó con contundencia»— y no quiso responder a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que algunos de los setenta policías de paisano no pertenecieran a unidades destacadas en aquella ciudad. En el País Vasco todos los medios de comunicación —el «Egin» ha sido más moderado— han criticado por primera vez la acción policial.

San Sebastián: Carmen GURRUCHAGA, corresponsal

El Gobierno Civil de Guipúzcoa convocó ayer sábado una rueda de Prensa para explicar los sucesos de Rentería de estos días. En la misma el Gobierno Civil hizo pública una nota en la que, ante la convocatoria de manifestación a las siete de la tarde en Rentería por parte de Herri Batasuna, en la que anunció que la manifestación había sido desautorizada en aplicación de la legislación vigente «reguladora del derecho de reunión y manifestación».

La nota también advertía que efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado «impedirán cualquier concentración y el acceso a esta localidad, y finalmente pedía a los ciudadanos que pretendan acudir a la manifestación que reflexionen sobre la conveniencia de que no continúen las tensiones en esta localidad».

En la rueda informativa el gobernador civil, Julen Elorriaga, se quejó de la actitud de los medios de comunicación durante los acontecimientos de Rentería, ya que por primera vez desde hace mucho tiempo todos los diarios del País Vasco estaban de acuerdo en afirmar que las Fuerzas de Seguridad habían actuado con demasiada contundencia y" habían producido desmanes.

La presencia de policías de paisano en la plaza del pueblo el día de iniciación de las fiestas, el gobernador civil lo explica así: «En primer lugar la Policía actúa de uniforme y de paisano, yo evalué la situación y entendí que tenía dos posibilidades: la de ocupar la plaza con Policía Nacional, que podía suspender Vas fiestas, o poner presencia policial más discreta para que fueran defendidas las personas a agredir, la bandera o los concejales.»

El representante de Madrid en Guipúzcoa, además de asumir él la totalidad de los hechos, explica por qué eligió la segunda opción: «La Policía estaba controlada por mí, estaba encuadrada, llevaban esposas y porras, pero ningún otro objeto contundente, aunque puede suceder que algún policía arrebatara a otra persona cadenas y las utilizara en ese momento.»

Elorriaga reconoció que la Policía había actuado con contundencia: «La Policía ha actuado con contundencia, pero no sólo la Policía.» Respecto al fuego real con metralletas que la Policía realizó en la tarde del viernes, el gobernador civil dijo: «Hay un dispositivo de defensa de las banderas que están dotados de medios antidisturbios suficientes, se me ocurre que no tuvieran material antidisturbio suficiente y por eso dispararan con fuego real.»

El Partido Nacionalista Vasco, Euskadiko Ezquerra, Herri Batasuna y Asociaciones Populares de Rentería piden la dimisión del alcalde de esta localidad y la del gobernador civil de la provincia, aunque éste ha respondido que de momento no se ha planteado la dimisión, «Cuando quien me ha nombrado pierda la confianza en mí, dimitiré».

El gobernador civil de Guipúzcoa en todo momento justificó la actuación policial diciendo que el Gobierno estaba para cumplir y hacer cumplir la ley y que existe una ley de banderas que exige ondeen las tres al mismo tiempo, es por esta Tazón por la que Julen Elorriaga en ningún momento, según él, pudo aceptar las propuestas de negociación que le ofreció la comisión de fiestas.

Respecto a si el gobernador se daba cuenta de la diferencia existente entre su versión y la presentada por los medios de comunicación y la relatada por gente que allí se encontraba, Julen Elorriaga afirmó que existe una información gubernativa sobre los hechos, que la investigación prosigue, por lo que solicita la colaboración ciudadana para el total esclarecimiento de los incidentes, y solicita particularmente esa ayuda a los medios de comunicación que posean testimonios gráficos. «La gente debe colaborar con las instituciones; si la denuncia en Comisaría inspira desconfianza, se la pueden plantear ante el juez».

Elorriaga también ha dicho que únicamente posee datos y testimonios de la Policía, aunque sí ha afirmado que «tos policías y cuadro de policías de Guipúzcoa tienen toda mi confianza».

Cuando se le ha apuntado la posibilidad que los 70 policías de paisano que estaban en la plaza del pueblo no pertenecieran a unidades destacadas aquí, ha dicho: «No hay comentarios sobre ese tema.»

Finalmente, al haber asumido él la total responsabilidad de las decisiones tomadas, se le ha preguntado si volvería a tomar una decisión similar, a lo que ha respondido: «No sé si volvería a dar esa orden, me lo pensaría más.»

 

< Volver