Txiki Benegas, secretario general del PSE-PSOE. 
 "El PNV es un juguete en manos de HB"     
 
 Diario 16.    24/07/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Txiki Benegas, secretario general del PSE-PSOE

«El PNV es un juguete en las manos de HB»

Vitoria — El secretario general del PSE-PSOE es partidario de la generosidad en el desarrollo de la autonomía vasca, al mismo tiempo que manifiesta que en Euskadi no se gobierna «y a veces el PNV parece un juguete en manos de HB».

Txiki Benegas explicó que esta generosidad en el desarrollo autonómico se basa en que los socialistas están convencidos de que la autonomía política, además de satisfacer en este caso unas reivindicaciones históricas, es un instrumento de progreso de la democracia.

Esta generosidad no es incompatible para Txiki Benegas con la LOAPA, que la considera una ley buena para conseguir la construcción del Estado autonómico y respetuosa con el estatuto vasco.

En relación con la reciente entrevista entre el presidente González y el lendakari Garaicoechea, Txiki Benegas hace una valoración positiva de dicho encuentro, «ya que se ha establecido un sistema de trabajo para abordar con rigor las discrepancias y espero que de esta forma los nacionalistas opten por la vía del diálogo en lugar de la confrontación».

Benegas dijo que es utópico plantear el problema de la autonomía vasca como si no tuviera relación con los graves problemas del país y que levantar la bandera de los intereses de Euskadi, en la mesa del diálogo, no es defender mejor al pueblo vasco.

«El pueblo vasco es —añadió— parte del problema de modernización de España y que nadie olvide que si fracasa la democracia arrastraría a la autonomía vasca y a la libertad».

El secretario general de los socialistas vascos dijo, asimismo, que es dramático el espectáculo de intolerancia, fanatismo y falta de civismo que da el País Vasco a todos los ciudadanos de España, refiriéndose a los últimos acontecimientos de Irún, Tolosa y Rentería.

En este sentido, asegura estar convencido de que el Gobierno socialista va a ser inflexible en hacer cumplir la ley a todos por igual. «Esa es una de las mayores garantías de que la democracia no va a fracasar.»

Destacó la gallardía y honradez política de los alcaldes socialistas de Rentería e Irún y dijo que «es curioso reflexionar cómo los fascistas de antes perseguían la ikurriña en el País Vasco, y ahora que ondea libremente algunos otros fascistas pretenden perseguir la bandera española».

Denuncia las «actitudes tibias» de los que dicen que respetan el estatuto y luego se desentienden de la bandera española, que tienen complejo hacia las minorías radicales por una disputa de la hegemonía del nacionalismo, en clara referencia al PNV.

Reconoce Benegas que existe un sentimiento antivasquista en España y lo achaca a los sucesos cotidianos de violencia e intolerancia. «Creo que estamos perdiendo nuestro prestigio como pueblo ante el resto de los españoles, quienes, a pesar de las serias dificultades, están dando un ejemplo de civismo, convivencia democrática y deseos de progreso.»

Lamenta que el pueblo vasco, pionero en la lucha por las libertades democráticas, las tenga ahora recortadas por las limitaciones de la violencia, el terrorismo y la intolerancia. El problema principal que tiene Euskadi es, para Benegas, la falta de gobierno, y en este sentido asegura que «a veces el PNV parece un juguete en manos de HB», ya que el partido que gobierna en el País Vasco está más empeñado en enfrentarse con el Gobierno de la nación que con quienes por medio de la violencia permanente quieren imponer su voluntad al resto de la población.

 

< Volver