País Vasco. Garaicoechea, tres horas con Suárez. 
 El referéndum, por decreto-ley     
 
 Diario 16.    07/09/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Garaicoechea, tres horas con Suárez

El referéndum, por decreto-ley

MADRID, 7 (Efe).-El Consejo de Ministros puede acordar hoy que el referéndum del Estatuó de autonomía del País Vasco se celebre con arreglo a un decreto-ley, declaró Carlos Garaicoechea, presidente del Consejo General Vasco a las puertas del palacio de la Moncloa, tras una entrevista de alrededor de tres horas mantenida con el presidente Suárez.

El referéndum —dijo Garaicoechea— se celebrará así en la fecha prevista, es decir, el próximo día 25 de octubre.

Garaicoechea explicó asimismo, que había tratado con Suárez los problemas del calendario político que afectan al País Vasco y, en especial, lo relativo a las normas legales para la celebración del

referéndum. Confirmó que este tema será abordado hoy en la reunión del Consejo de Ministros,

El presidente del Gobierno -subrayó- me ha dado a entender que este tema está sobre el tapete y en la vía expedita para resolverlo.

La mayor parte de! tiempo de nuestra entrevista —añadió Garaicoechea— la hemos ocupado en el tema «árido, pero importante» de la situación en que se encuentran las transferencias de la Administración central del Estado al Consejo General Vasco.

«Es un paquete —añadió- que e! Gobierno va a estudiar con rigor y no se descarta que puedan ponerse en marcha, antes de la entrada en vigor del Estatuto algunas de estas medidas, tales como la creación de miqueletes y forales.

Policías provinciales

Durante el encuentro, explicó Garaicoechea, se analizaron los problemas económicos y acciones sectoriales —especialmente en la siderometalurgia y sector naval—, así como de algunas empresas del País Vasco. El presidente del Gobierno confirmó al titular del Consejo General Vasco que se está estudiando un plan de afianzamiento y relanzamiento.

En cuanto al Orden Público, Garaicoechea declaró que, lógicamente, había sido también tratado en la conversación, aunque ésta versó sobre los hechos que son todos conocidos.

A este respecto anunció que, como estaba previsto, se van a crear comisiones mixtas para los Conciertos Económicos y el Orden Público en el País Vasco.

Negó que la posibilidad de un Gobierno de coalición en el que entrasen vascos y catalanes se hubiese tratado durante la entrevista, puesto que, dijo, «no era un tema de la agenda».

Respecto del Estatuto de Guernica, el presidente Garaicoechea afirmó que ha sido saludado con alivio y satisfacción por el pueblo vasco y «creo que esta apreciación no es gratuita y mi esperanza es que el 25 de octubre sea refrendado».

Al final, y mientras empezaba a llover a la puerta de la Moncloa, Garaicoechea no descartó que los trámites que se sigan para facilitar el referéndum sobre e! proyecto autonómico de Euskadi sirvan también a la hora de refrendar el de Cataluña.

Las distintas campañas

BILBAO, 7 (Corresponsal D16).- La mayoría de los partidos y coaliciones políticas anunciaron ayer que el hecho de no tener la certeza absoluta de que el referéndum sobre el Estatuto de autonomía se celebre en la fecha prevista por el Consejo General Vasco (CGV), el 25 de octubre, puede retrasar el comienzo de sus respectivas campañas.

Sin embargo, han trascendido ya los argumentos que cada uno de los sectores afectados por el referéndum van a utilizar en defensa de sus repectivas posturas.

Argumentos para el si

Los partidarios del voto afirmativo (PNV, Euskadiko Ezkerra, PSOE, PCE, PTE, UCD y otros) han comenzado ya a presentar el Estatuto como un instrumento y punto de partida político, que puede acabar con la inestabilidad en el terreno del orden público y mejorar la infraestructura del país, de forma que pueda iniciarse una recuperación política y económica de Euskadi.

Los sectores abstencionistas han señalado ya sus argumentos fundamentales, basándolos en la falta de contenido del texto del Estatuto que dependerá, después, de la interpretación que sobre el mismo hagan los que tiene que decidir el volumen de transferencias desde Madrid. La contradicción supone, según este sector, el aceptar un Estatuto que tiene el techo de una Constitución que fue rechazada incluso por alguno de los partidos que ahora proponen el voto afirmativo y, dentro de los abertzales, «la marginación de un sector de vascos que, como es el caso de los habitantes de Navarra, son excluidos

 

< Volver