Director de un Banco de Baracaldo y candidato de Unión Foral. 
 Carriega fue rematado en el portal de su casa     
 
 Diario 16.    14/09/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Información general

Director de un banco de Baracaldo y candidato de Unión Foral Carriega fue rematado en el portal de su casa.

BILBAO, 14 (Corresponsal D16).- Modesto Carriega Pérez, director del Banco Hispano Americano de Baracaldo y candidato de Unión Foral de Vizcaya en las pasadas elecciones legislativas, murió ayer en un atentado realizado por dos jóvenes encapuchados, en el portal de su domicilio, en Baracaldo.

El atentado se produjo a los 8,10 de la mañana. Dos encapuchados, vestidos con anorak verde, abordaron al candidato de la Unión Foral y le dispararon a quemarropa cuatro tiros. Dos de las balas hicieron impacto en Carriega, que se desplomó y fue rematado en el suelo.

Los asesinos huyeron en un coche Seat 127, de color blanco, matrícula de Bilbao 1948-T, que fue localizado por la Policía Nacional a últimas horas de la mañana en la calle Vicente Durana, de la localidad vizcaína de Portugalete, a unos cinco kilómetros del lugar del atentado en Baracaldo. El vehículo había sido sustraído sobre las siete de la mañana a su propietario, cuando se dirigía al aparcamiento del edificio Yolanda, de Portugalete.

Los testigos presenciales del atentado no pudieron percatarse de la dirección que tomaba el coche con el que huyeron los encapuchados y que se perdió entre las calles céntricas de Baracaldo.

Testigos presenciales

El doctor Román Reparaz, vecino del señor Carriega, declaró que minutos antes del atentado había salido en dirección a su consulta y que, al acercarse al quiosco a comprar el periódico, oyó los disparos.

Inmediatamente se dirigió hacia el portal, donde vio a los dos jóvenes enmascarados que salían en aquel momento.

Uno de ellos, con una pistola en la mano —señaló el doctor Reparaz—, le gritó «¡fuera!», mientras se daban a la fuga en dirección al coche, estacionado a unos cincuenta metros del portal.

Trasladado Modesto Carriega a la Ciudad Sanitaria de Cruces, ingresó cadáver.

En el lugar del atentado, según fuentes policiales, se recogieron cuatro casquillos de bala, de calibre nueve milímetros, marca Geco.

Empleados del banco del que Modesto Carriega era director, declararon estar «desconcertados, pero seguimos trabajando». Otros compañeros aseguraron que Carriega era «un hombre bueno, tenía ideas moderadas y era amante de la paz. Todo esto lo defendió durante su campaña para las últimas elecciones».

Condenas

El partido Unión de Centro Democrático expresó ayer tarde en un comunicado su «enérgica condena por el asesinato. Con ello, los terroristas han vuelto a actuar contra los intereses de toda la sociedad y a espaldas de la voluntad del pueblo, expresada en favor de la consolidación democrática». «Este nuevo acto de desprecio a la vida humana —concluye el comunicado centrista— es un criminal e infructuoso intento de impedir la solución pacífica de los problemas, en momentos de justificada esperanza, a través del cercano Estatuto de autonomía vasco.»

Alianza Popular, por su parte, en su nota de repulsa dice que «no sólo condena este cruel asesinato, sino que siempre exige a todas las fuerzas políticas y al Gobierno de la nación los máximos esfuerzos por salvaguardar la vida e integridad de todos los españoles y muy especialmente, de los que residen en el País Vasco».

Ya fue secuestrado

Modesto Carriega había nacido en la localidad vizcaína de Arcentales, el 12 de septiembre de 1932.

Acababa de cumplir cuarenta y siete años, era casado y estaba domiciliado en el piso 4.° izquierda del número 3 de la plaza del 18 de Julio, en Baracaldo.

En las últimas elecciones legislativas había participado como candidadto del sector de Alianza Popular,

en la candidatura de Unión Foral de Vizcaya, coalición que encabezaba Luis Olarra.

El día 27 del pasado mes de enero, Carriega fue víctima de un secuestro temporal de hora y media, mientras un grupo de atracadores se apoderaban del contenido de la caja fuerte del Banco Hispano Americano de Baracaldo, unos diez millones de pesetas.

En aquella ocasión, los secuestradores —presumiblemente pertenecientes a ETA— le mantuvieron durante hora y media viajando en la línea del ferrocarril Bilbao-Santurce, en tanto se consumaba el atraco al banco. Tras los hechos, fue puesto en libertad en Bilbao.

 

< Volver