Herido gravísimo ayer en un atentado. 
 Biarritz: El refugiado vasco, con vida     
 
 Diario 16.    14/09/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Biarritz: El refugiado vasco, con vida

BILBAO, 14 (Corresponsal D16).— El refugiado vasco Justo Elizarán Sarasola «Perico» salió con vida de la operación quirúrgica a que fue sometido durante la mañana de ayer tras el atentado que sufrió en Biarritz.

La operación, considerada como satisfactoria por el equipo médico, a pesar de que persistía la extrema gravedad del herido, permitió la extracción de seis proyectiles alojados en su cuerpo, aunque la extracción de la séptima bala que recibió el refugiado alojada en la columna vertebral, ha tenido que posponerse para una operación posterior.

Según los familiares de Elizarán, este proyectil puede provocarle, en caso de que se reponga de las restantes heridas, una invalidez permanente. A las tres de la tarde de ayer, según los mismos familiares, el herido había mejorado ligeramente.

El atentado

El refugiado vasco había resultado gravemente herido por la mañana en Biarritz, víctima de un atentado realizado por dos jóvenes que dispararon sobre él, con pistola, cuando trataba de recoger su vehículo en la calle Eiru Louville.

El atentado tuvo lugar poco antes de las ocho y media de la mañana y fue realizado por dos jóvenes a cara descubierta que habían salido segundos antes de otro vehículo marca Volklswagen, con matrícula falsa, que se encontraba en las proximidades del lugar donde el refugiado vasco había estacionado su propio vehículo.

Elizarán recibió siete impactos de bala en el costado, quedando tendido en el suelo, mientras los agresores se daban a la fuga. Los propios vecinos atendieron inicialmente al herido, que posteriormente fue trasladado en una ambulancia al hospital San León, de Bayona.

En principio, según los servicios de admisión del hospital, el herido llegó sin sentido y en estado aparentemente gravísimo. Inmediatamente ingresó en el departamente de reanimación y fue intervenido por el equipo de cirujanos del hospital.

Tres detenidos

Entre tanto, tres personas fueron detenidas por la Policía francesa relacionadas, al parecer, con el atentado. Estos detenidos fueron trasladados a la Comisaría de Biarritz y sometidos a interrogatorio en relación con los hechos. La Policía francesa encontró también el coche utilizado por ios agresores, abandonado en la misma localidad de Biarritz.

Reacciones al atentado

En relación con el atentado, los refugiados vascos en huelga de hambre en la iglesia de Hendaya hicieron

publico un comunicado en el que señalaron su intención de proseguir en su actitud a pesar de este nuevo incidente, añadiendo además una condena expresa al Gobierno francés, al que acusan de favorecer la actividad de estos «incontrolados».

Por otra parte, los encerrados en la Diputación y Ayuntamientos bilbaínos y Ayuntamiento de Basauri hicieron también una condena expresa del atentado convocando a la población a una manifestación para las ocho de la tarde frente a la Diputación vizcaína. Las primeras condenas fueron también emitidas por Euskadiko Ezkerra, HB, y los partidos políticos de la izquierda vasca. El PCE mostró también su repulsa al atentado, indicando además su condena al otro alentado registrado ayer en Baracaldo y que costó ia vida al candidato de Unión Foral Modesto Carriega.

Seis años en el exilio

Justo Elizarán, de veinticuatro años, está casado y tiene dos hijos de corta edad. Uno de ellos, de apenas unos meses, es nacido en San Sebastián, donde estaba domiciliado, en el barrio de Inchaurrondo, hasta diciembre de 1973. En esa fecha Elizarán tuvo que exiliarse acusado de haber participado en un atentado contra el hotel Orly, de la capital guipuzcoana.

En la actualidad, vivía en la calle Eiru Louville, de Biarritz, y trabaja en la empresa Aturri, de la misma localidad, en la que también trabajaba Juan Lopategui «Pantu», víctima igualmente de un atentado similar ocurrido hace poco más de un mes.

Los padres y familiares del refugiado herido se trasladaron ayer al hospital de Bayona, donde permanecieron hasta conocer ei primer resultado de la intervención quirúrgica.

El Gobierno francés condenó ayer el atentado de Biarritz, en un comunicado hecho público por el Ministerio de Asuntos Exteriores. «El Gobierno —dice la nota- pidió que la investigación sea realizada con la mayor diligencia.»

«El Gobierno —concluye el comunicado— recuerda su posición en lo que respecta a los subditos españoles que, por las circunstancias, buscaron refugio en territorio francés. Por haber sido restablecidas en España las libertades democráticas, el mantenimiento o la concesión del estatuto de refugiado político no se justificaba ya, conforme a los textos del Convenio de Ginebra del 28 de julio de 1951, firmados por Francia y por España. Por el contrario, los derechos adquiridos por los subditos españoles, en particular en materia de residencia y trabajo, no quedarán afectados por esta posición.»

 

< Volver