Autor: ;Aguila, Juan José del. 
   Llamamiento de abogados defensores de presos políticos vascos a ETA político-militar     
 
 El País.    20/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Cartas al director

Llamamiento de abogados defensores de presos políticos vascos a ETA político-militar

Los abajo firmantes, defensores durante el anterior régimen de presos políticos vascos y de diversas fuerzas politicas presentes en Euskadi, dirigen esta carta a los secuestradores de Javier Rupérez: 1.° Durante los años en que asumimos la defensa de presos políticos vascos, con independencia de su ideología y de las posibles diferencias existentes entre las nuestras, sostuvimos siempre ante las diversas instituciones de represión la denuncia de las coacciones, malos tratos, torturas, detenciones y excarcelamientos ilegales que hubieran podido aplicarse sobre las personas de nuestros defendidos para forzarles en sus declaraciones, incluso aunque dichas denuncias se hicieran en momentos particularmente difíciles y tensos, de los que puede ser ejemplo palpable el proceso de Burgos, entre otros.

Esa actitud, que, por razones de nuestras convicciones democráticas, así como conciencia profesional y humanitaria, llevamos adelante en tales circunstancias, nos legitima para pedir a los secuestradores la inmediata liberación sin condiciones de Javier Rupérez, cuyo secuestro constituye también un gravísimo atentado a la libertad e independencia de la persona que en nada contribuye a la pacificación de Euskadi.

Esperamos que la sincera denuncia que nuestros defendidos y que nosotros mismos hicimos de prácticas que todos abominamos no haya desaparecido de la conciencia y el recuerdo de los secuestradores y facilite una inmediata liberación de Javier Rupérez.

2.° La reciente aprobación del Estatuto de Autonomía de Euskadi nos obliga a todos, vascos o no, al respeto a dicha norma institucional básica; en la misma, el pueblo vasco establece los órganos de representación y autogobierno a quienes corresponde en exclusiva actuar en nombre del pueblo vasco (artículos 1 y 24); asimismo proclama en su artículo 9-2, a) el respeto a los derechos fundamentales, como obligación de los poderes públicos vascos y criterio inspirador de sus actos.

No creemos que pueda contribuirse a la plena efectividad del Estatuto ni al respeto que se le debe si se empieza, por una de las fuerzas que lo han apoyado, por olvidar las instituciones representativas de que el pueblo vasco se ha dotado, pretendiendo actuar en su nombre o por su cuenta, y si se desconocen los principios y derechos fundamentales que informan su propia existencia, como debe informar

siempre, por otra parte, la actuación de cualquier grupo que pretenda actuar legítimamente en la vida política.

Esperamos que los secuestradores, con la liberación de Javier Rupérez, demuestren su voluntad de respetar y hacer respetar la voluntad de Euskal Herría. Cristina Almeida, Juan José del Aguila, Fernando Albero, José Bono, Enrique Barón, Mañano Benitez de Lugo, Eduardo Carvajal, Diego Carrasco Masdéu, José Federico de Carvajal, Enrique de Castro, Eduardo Cierco, Jacobo Echevarría, Jaime Cortezo, Gonzalo Casado, Luis García Ruiz, Miguel Cid Cebrián, José Ángel Folguera Crespo, Jaime Gil-Robles, Ángel Gracia Oliveros, Enrique Gimbernat, Marcial Fernández Montes, Jesús Diez Orallo, Emitió Hernández Revuelta, Isidro Infante, Juan Infante, José Jiménez de Parga, Carmelo Lafuente, Juan Molla, Jaime Miralles, José Manuel Martínez González, Juan Francisco Martín de Aguilera, José María Mohedano Fuertes, Manuel Martínez Millán, Gregorio Peces-Barba Martínez, José María Pariente, Tomás Quadra-Salcedo y Fernández del Castillo, Elvira Posada, Joaquín Ruiz-Giménez Cortés, Joaquín Ruiz-Giménez Aguilar, Javier Roldan, Antonio Rato, Jaime Sartorius, Leopoldo Torres Borsault, José Ramón Recalde, José Solé Barbera, Rosa Sáez de Ibarra, Raúl Morado, Manuel Villar Arregui, Francisco Virseda Barca, Juan Antonio Zulueta Cebrián, Pascual Meneu, Manuel Miralles, Juan Lozano Villaplana, Francisca Sauquillo

Los textos destinados a esta sección no deben exceder de un folio mecanografiado a dos espacios. Deben ir firmados por sus autores, con constancia de su domicilio, número de DNI y número de teléfono, en su caso, EL PAÍS se reserva el derecho de extractarlas o resumirlas cuando lo considere conveniente.

La dirección del periódico se reserva el derecho de publicar estas colaboraciones, y no facilitará información postal o telefónica sobre las mismas. No serán devueltos los originales no solicitados, aunque en la medida de lo posible se acusará recibo decartas y trabajos no editados.

 

< Volver