Asesinado cuando paseaba, sin escola, por la Concha. 
 Un tiro en la sien mató al gobernador militar de Guipúzcoa     
 
 Diario 16.    24/09/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Información general

Asesinado cuando paseaba, sin escolta, por la Concha

Un tiro en la sien mató al gobernador militar de Guipúzcoa.

SAN SEBASTIAN, 24 (Corresponsal D16).— El gobernador militar de Guipúzcoa, general González-Vallés, cayó ayer mortalmente herido en el paseo de la Concha, frente al Hotel Orly, a consecuencia de un, tiro en la sien que le propinó un joven a bocajarro. El hecho ocurrió minutos antes de la una de la tarde y el lugar estaba abarrotado de paseantes en busca del sol.

Todo transcurrió en unos instantes. El gobernador militar, que se había negado sistemáticamente a llevar escolta, paseaba por la Concha con su esposa y otra señora y acababa de abandonar la barandilla del paseo desde donde contemplaba el mar, a unos 50 metros de Los Relojes.

En ese momento, se le acercaron por detrás dos jóvenes y uno de ellos empuñó un arma, al parecer corta,, y le disparó un solo tiro —que fue oído por numerosos donostiarras que transitaban por el lugar—, que lo mató en el acto, ya que le entró por la sien. Posteriormente fue recogido un casquillo nueve milímetros Parabellum marca Geco.

Los dos individuos, según confirmaron testigos presenciales a D16, huyeron a la calle Zubieta —paralela al paseo de la Concha— donde les esperaba un Seat 131 Supermirafiori rojo, con un tercer individuo al volante. Posteriormente el coche quedó abandonado a dos manzanas y media, en la calle Marina, con las puertas delanteras abiertas y obstaculizando el paso, lo que originó un gran atasco de tráfico.

A punta de pistola

Dos horas antes del atentado que costó la vida al gobernador militar de Guipúzcoa, el coche había sido robado a punta de pistola en la calle Secundino Esnaola, del barrio de Gros, mientras su propietario procedía a lavarlo.

Como quiera que éste les indicó su delicado estado de salud, optaron por dejarle, no sin antes advertirle que no diera cuenta del hecho hasta pasadas dos horas y media.

El cadáver del general González-Vallés quedó tendido en el paseo de la Concha, bajo la sombra de un tamarindo durante tres cuartos de hora. Fue tapado con una manta y cuando llegó el juez fue levantado para ser trasladado al Hospital Militar de San Sebastián. Una señora que presenció el atentado fue víctima de un infarto y fue atendida inmediatamente en la Cruz Roja.

Inmediatamente se acordonó la zona e hicieron acto de presencia numerosos efectivos de las FOP y procedieron a limpiar con agua los abundantes restos de sangre. Hacia las tres de la tarde fue instalada la capilla ardiente en el salón del trono del Gobierno Militar, en cuyas dependencias vivía el gobernador militar.

Nada más conocerse el mortal atentado el capitán general de - la VI Región Militar acudió al Gobierno Militar, así como el jefe del sector aéreo de las vascongadas, hija y familiares del gobernador militar así como políticos, entre ellos los socialistas Txiqui Benegas que testimonió su pésame así como José Antonio Maturana y Enrique Casas, entre otros.

Desde primeras horas de la tarde un gran despliegue de efectivos del Ejército de Tierra, Policía Militar acordonaban el Gobierno Militar, sito en el centro de San Sebastián; en cuyo balcón principal ondeaba la bandera española a media asta. Frente al mismo, en la Casa Consistorial ondeaban a media asta también, con crespón negro, la bandera española, la de San Sebastián y la ikurriña.

Sobre las siete de la tarde la Policía Municipal que custiodaba el Ayuntamiento donostiarra recibió una llamada anónima que dijo: «Si no quitan esa asquerosa bandera de ahí (se referían a la ikurriña) tomaremos al asalto al Ayuntamiento .

A la hora de redactar esta crónica, últimas horas de la tarde, el Gobierno Militar era incesantemente visitado por numerosos militares y civiles que testimoniaban su pesar.

Cierre de la frontera

Todos los puentes internacionales de la frontera de Irún quedaron cerrados a mediodía de ayer, por tiempo indefinido, de acuerdo con .una orden de las autoridades.

La medida se adoptó inmediatamente después de conocerse la noticia del atentado contra el gobernador militar.

 

< Volver