Policías provocan incidente     
 
 Diario 16.    20/10/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Policías provocan incidente

San Sebastián (Corresponsal) — Dos policías de paisano con evidentes síntomas de embriaguez causaron sorpresa e indignación en la parte vieja de San Sebastián y fueron finalmente conducidos por las dotaciones de dos coches patrulla Zeta a una zona alejada del lugar.

Los hechos tuvieron lugar a la 1,20 de la tarde de ayer viernes en el bulevard de San Sebastián cuando dos policías de paisano (a uno de los cuales, debido al tipo de ropa que llevaba se le podía observar claramente el arma en la cintura), cirlulaban por el citado lugar, cayéndose uno de ellos al suelo a causa del estado de embriaguez en que se hallaba.

Ante la alarma que cundió entre los transeúntes que en aquellos momentos circulaban por la zona, dado que el arma de uno de ellos era perfectamente visible, se dio aviso a la Policía Municipal que está de guardia en el Ayuntamiento, la cual, a su vez, sé puso en contacto con la Policía Nacional a fin de que se hiciesen cargo de los dos citados policías.

Persecución

Por otra parte, dado que en esos momentos en el salón de plenos del Ayuntamiento donostiarra se estaba celebrando un Pleno, un testigo presencial de los hechos dio aviso a los fotógrafos • de prensa que en aquellos momentos se encontraban en la Casa Consistorial.

Una vez desplazados éstos al lugar de los hechos realizaron varias fotografías de los policías que permanecían en el lugar, ante lo cual la dotación de uno de los coches de la Policía Nacional desplazados al lugar instó a uno de los fotógrafos de prensa a que les entregase los rollos, no accediendo a ello el reportero, que siguió hasta el salón de plenos para refugiarse en Él.

El público allí presente, ante la llegada de un miembro de la Policía Nacional portador de una metralleta, prorrumpió en gritos de protesta e interrumpió por unos ´momentos el Pleno municipal, ante lo cual el agente que había seguido al fotógrafo optó por abandonar el lugar.

Posteriormente, los dos coches-patrullas que se encontraban en el lugar adoptaron idéntica postura.

 

< Volver