Los stalinistas Suslov y Ponomariov despidieron a la Pasionaria en Moscú     
 
 Ya.    15/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Los stalinistas Suslov y Ponomariov despidieron a La Pasionaria en Moscú

La prensa española ya ha informado de la salida de Moscú y llegada a Madrid, el día 13 .de los corrientes,

de la presidenta del Partido Comunista de España, Dolores Ibarruri. Llegó al aeropuerto moscovita de

Sheremetieyo en un deslumbrante Zil (el Lenin de los coches soviéticos) y le despidieron con todos los

honores en la escalerilla del avión de la Aeroflot, entre otros dirigentes soviéticos, nada menos que el

propio Mijail Suslov, acompañado de Boris Ponomariov.

Mijail Suslov, de setenta y seis años de edad, economista, secretario del Comité Central del Partido

soviético desde el año 1947 y titular del todopoderoso Politburo del mismo CC desde 1952, en plena

época stalinista, está considerado con razón como el ideólogo indiscutible del movimiento comunista

internacional. Sus obras más destacas acaban de publicarse en Moscú en varios volúmenes. Raramente se

presenta en público, sólo en ocasiones de extraordinaria importancia, pues padece una aguda forma de

tuberculosis.

Boris Ponomariov, de setenta y dos años, es asimismo un stalinista de pura cepa y ocupa, entre otros, el

cargo de jefe de la llamada Sección Internacional del Comité Central del PCUS, que "coordina" las

actividades de los PC que todavía no han alcanzado el poder. Recientemente, su nombre sonó bastante

con motivo del famoso "Informe Ponomariov", una especie de compendio operacional de los PC del

mundo no socialista, que vio la luz en occidente.

La despedida fue muy cordial y destacamos de ella los discursos pronunciados por los protagonistas

principales.

PALABRAS DE MIJAIL SUSLOV

"Despedimos a la camarada Dolores Ibarruri, un amigo que ha vivido en la Unión Soviética durante casi

cuarenta años. Pero no se trata sencillamente de una estancia cualquiera, pues ha compartido con nosotros

nuestras penas y nuestras alegrías. Experimentamos ahora un sentimiento de tristeza, pero al mismo

tiempo nos alegramos de que Dolores Ibarruri retorne a su patria. Nos alegramos porque este regreso ha

sido posible gracias a los cambios positivos que están teniendo lugar en España. Unos cambios que se de

den, ante todo, a la lucha que sostienen la fuerzas democráticas del país contra el fascismo.

Te deseamos, querida camarada Dolores Ibarruri, mucha salud y muchos éxitos en tus beneméritas

actividades. Permíteme, camarada Dolores, que te transmita los mejores y más cordiales deseos del

Politburó del Comité Central de nuestro Partido, y personalmente del secretario genera! del CC del

PCUS, nuestro camarada Leoníd Illich Breznev."

RESPUESTA DE DOLORES IBARRURI

A las anteriores palabras de Mijail Suslov, que hemos transcrito literalmente, la presidenta del Partido

Comunista de España contestó como sigue:

"Queridos camaradas: Nuestro pueblo dice que partir es morir un poco. Yo no creo que sea cierto esto,

porque, en este caso, partir para mí significa incorporarme de nuevo a la lucha activa, viva, que hoy

decide el destino de mi Patria.

La situación en España cambia de un día para otro, de una hora a otra, y la lucha que tiene lugar entre las

fuerzas de la democracia y las de la reacción adquiere cada ven un carácter más agudo.

Creo firmemente en la victoria de la democracia en nuestro país. El Partido Comunista de España hoy se

beneficia de una gran influencia en los más diversos campos de la vida de nuestro país. Estoy totalmente

convencida de que esta influencia de nuestro Partido será la aportación decisiva para alcanzar la

democracia y el socialismo, en la lucha contra la reacción, que continúa aferrándose al pasado.

Os prometo, queridos camaradas soviéticos, que nuestro Partido será siempre un fiel combatiente de las

ideas del marxismoleninismo. Estamos firmemente decididos a marchar hacia adelante por este camino.

Muchas gracias, queridos camaradas soviéticos, por todo lo que habéis hecho en nuestra ayuda, por

vuestra lucha, por vuestros sacrificios, por ser lo que sois para todas las fuerzas del mundo que luchan por

la democracia, por el socialismo.

Una vez más, muchísimas gracias, queridos camaradas de la Unión Soviética."

(Servicio especial de la agencia PrimaPress.)

 

< Volver