Autor: Quintero, Manuel. 
 Las autonomías, casi realidad. 
 Los catalanes siguieron por radio el mítin de la Generalidad     
 
 Diario 16.    24/10/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

los catalanes siguieron por radio el mitin de la Generalidad

Barcelona (MANUEL QUINTERO, enviado especial) — El punto final de la campaña en favor del «sí» al referéndum de Cataluña se redujo a un acto político sin eco popular, porque la gente que quiso entrar al palacio de Congresos de Montjuich se quedó en la calle y tuvo que escuchar el mitin de todos los honorables consejeros de la Generalidad a través del transitor.

Unas 750 personas, que no llenaron del todo el salón de actos, corearon con calor los parlamentos de Ortínez, Roig i Magriná, Pujol, Antoni Gutiérrez, Sentís, Revenios y Tarradellas. En algunos momentos el entusiasmo llegó al climax, sobre todo, en las intervenciones del delfín Reventos y del eternamente vigoroso Tarradellas.

Fueron especialmente aplaudidas frases como la del socialista aspirante al primer puesto de la Generalidad: «El éxito del Statut no es de nadie en concreto: lo es del pueblo de Cataluña, porque él es la fuerza y suya es la victoria.»

O la del muy honorable de entre los honorables: «Nuestra victoria lo ha sido sin odíos y sin violencias terroristas.» Casi todos eran hombres. Estaban todos los alcaldes de Cataluña. Casi todos llevaban corbata. Estaban también los presidentes de las Diputaciones. Casi todos vestían con traje. No dejaron de asistir los diputados de las Cortes de Madrid y diputados de las Diputaciones catalanas, sin el menor asomo de giro a la «deshabillé». Todos impecablemente vestidos.

Casi no había señoras. Se empezó con el «Canto de la, bandera» y se terminó con «Los segadores», todo el mundo en pie. La Guardia Urbana recibió a caballo y en uniforme de gala al presidente, que ayer, precisamente ayer, cumplía dos años de su llegada a Cataluña del largo exilio. En la calle, Barcelona esta empapelada con él «sí», aunque parece que la gente pasa de Estatut por considerarlo cosa hecha. El tiempo no acompaña y el mar está en calma.

Cataluña, una gran familia

El presidente de la Generalidad de Cataluña, Josep Tarradellas, quien renunció a su puesto en la mesa, para pasar, como hicieron sus antecesores, al estrado, ante una nube de fotógrafos. En un parlamento que no excedió de los ocho minutos, resumió los anhelos de los ciudadanos catalanes con respecto á su autogobierno.

Después de abrir su intervención con una frase: «Cataluña es una gran familia», afirmación que fue acogida con grandes aplausos, Josep Tarradellás dio por sentado que el «pueblo catalán sabe gobernarse y es gobernable, después de la dictadura que ha sufrido».

Con referencia a los consabidos privilegios, «que en más de una ocasión se adjudican a Cataluña», Tarradellas dejó clara la idea de que el pueblo catalán «quiere una España fuerte, rica y democrática».

Par* añadir: «Nuestra victoria es también la victoria de todos los pueblos de España.»

«Nuestra victoria —terminó Tarradellas— es una victoria sin violencias ni odios, y con espíritu de concordia. Esto es lo más importante para Cataluña.»

«Nuestro pueblo se ha movilizado unánimemente en muchas ocasiones para conseguir el autogobierno. Con este Estatuto conseguimos también la herramienta necesaria para , reconstruir Cataluña, consiguiendo un país válido para todos y reencontrando nuestra identidad como pueblo», dijo durante una intervención el dirigente nacionalista Jordi Pujol.

Antoni Gutiérrez Díaz, líder de los comunistas del PSUC, señaló que «el sí masivo al Estatuto no es un sí festivo, ni exageradamente ilusionado, sino tan sólo un sí responsable y preocupado».

«Dar el voto afirmativo al Estatuto significa dar un sí a la solidaridad de Cataluña con el resto de los pueblos de España», declaró el secretario del partido de los socialistas catalanes, PSC, Joan Raventós.

Carlos Sentís, secretario general de la UCD catalana, en una breve intervención, dejó claro que con este Estatuto Cataluña recupera su cultura y con ella también su identidad como pueblo:

El consejero de Gobernación, Manuel Ortínez, remarcó que por primera vez en la historia, se encuentran reunidos los representantes democráticamente elegidos de Cataluña.

 

< Volver