Nacionalidades y regiones. El maestro del nacionalismo vasco (Arana) y el sucesor (Garaicoechea). 
 Diálogo imposible     
 
 Informaciones.    26/10/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

INFORMACIONES / 26 octubre 1979

nacionalidades y regiones.

El maestro del nacionalismo vasco (Arana) y el sucesor (Garaicoechea)

DIALOGO IMPOSIBLE

MADRID, 26 (Servicio de Documentación de INFORMACIONES).

CON todos los defectos que le quieren achacar cuando le juzgan fuera de su contexto, Sabino Arana, autodidacta y muerto en plena juventud, daba a finales de siglo un planteamiento político a aquella realidad biocultural de Euskalerria, que explica toda su historia contemporánea.» En estos términos se expresaba en el diario «El País» el presidente del Consejo General Vasco y «lendakari» del Partido Nacionalista Vasco, Carlos Garaicoechea.

El interés que despierta esta afirmación de quien, presumiblemente, dirigirá el futuro político del País Vasco, y el desconocimiento, por otra parte, del pensamiento de Sabino Arana, han movido a INFORMACIONES a extractar de los escritos del maestro del nacionalismo vasco las tesis y pensamientos en torno a las cuestiones que sobre el Estatuto de Guernica desarrolla Carlos Garaicoechea en el citado artículo publicado en las páginas de nuestro colega matutino.

CARLOS GARAICOECHEA

"El Jueves 25 puede marcar el comienzo de una nueva «tapa para Euskadi y pata todo el Estado. Una etapa en la que se rompa el mito jacobino, en la que se descalifique el viejo y maniqueo planteamiento centralismo - separatismo, y en la que se demuestre que un Estado plurinacional puede dar mejor respuesta a los deseos de todas."

SABINO ARANA

"Hacer de Euskeria y España una sola patria, eso no es posible: en esta combinación los estados euskerianos pierden sus propiedades y sólo queda la nacionalidad española.

La nación es producto de la naturaleza, el Estado es obra de los hombres. Ningún hombre puede cambiar de nación aunque quiera. A ningún vasco puede hacérsele de nación española o francesa, ni a tiros de cañón; como ningún español o francés podrá jamás ser vasco. Decir, pues, que el euskeriano pertenece al pueblo o a la nación española, sería tan solemne disparate como desconocimiento de los hechos revelaría el afirmar que en el Estado español no está hoy comprendido de hecho el pueblo euskeriano de aquende el Bidasoa.

Por no entender bien estas cosas, se habla continuamente contra la centralización, los poderes

centrales, absorbentes, etc., como si Bizkaya fuese arco de la circunferencia española o segmento de su círculo, y no un círculo aparte con sus correspondientes centro y circunferencia."

GARAICOECHEA. — "Creímos que nuestra responsabilidad era emplear las armas de la razón en el diálogo con el Poder, hasta el final. Aquellas horas largan, interminables, de julio dieron un fruto con precedente; el fruto de un régimen autonómico, con el que podemos preservar y desarrollar nuestra identidad y nuestros intereses específicos de pueblo, en solidaridad con loe pueblos Hermanos del Estado.´´

ARAXA. — "Aunque autonomía significa independencia, sin embargo, sabido es que la autonomía que en estos tiempos tanto se cacarea, es la autonomía relativa y parcial, la autonomía regional; no la independencia absoluta y total, la independencia nacional. Fuerismo es nacionalismo o separatismo y los fueros de Vizcaya no son leyes regionales, sino instituciones nacionales.

Mientras que el fuerismo catalán, el aragonés, etcétera, es decir, el regionalismo español tradicional es perfectamente compatible con la unidad de la Nación española, el fuerismo vasko-nabarro, por el contrario, es verdadero separatismo si se parte de! supuesto de que España tiene derecho a la posesión y dominio de este país, y verdadero nacionalismo en caso contrario: porque volver el pueblo vasco a regirse según sus fueros significa volver a ser absolutamente libre e independiente de España, con Gobierno propio, poder legislativo propio y fronteras internacionales. Jamás confundiremos nuestros derchos con los derechos de región extranjera alguna; jamás equipararemos nuestras viejas leyes nacionales, mal llamadas Fueros, con los Fueros de las regiones españolas; jamás haremos causa común con los regionalistas españoles."

GARAICOECHEA. — "Más del 80 por 100 de los votos registrados en las últimas elecciones han respaldado el proyecto de Guernica. El ruido de una minoría no puede confundirse con la fuerza moral de una gran mayoría.´"

ARANA. — "Podéis seguir eligiendo diputados y concejales como los que hasta el presente habéis colocado al frente de Bizkaya y de sus pueblos. Pero cuando el euskera se vea corrompido y rechazado a algún remoto caserío y la raza maqueta habite vuestras viviendas... ya entonces no os quejéis.

¿Qué les importará a los bizkaínos el socialismo y otras cosas por el estilo, si no son obra de las leyes bizkaínas, sino secuela de las extranjeras?"

GARAICOECHEA. — "Pienso que el poder central ya ha llegado a comprender suficientemente el problema."

ARANA. — "Al Gobierno de Madrid ningún buen bizkaíno le llama Gobierno Central, sino Gobierno de la nación dominadora."

 

< Volver