Mientras la Nacional patrullaba las calles. 
 La policía Municipal vigiló los colegios electorales vascos     
 
 ABC.    26/10/1979.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MIENTRAS U NACIONAL PATRULLABA LAS CALLES

LA POLICÍA MUNICIPAL VIGILO LOS COLEGIOS ELECTORALES VASCOS.

La Policía Municipal de Guipúzcoa. Vizcaya y Álava vigiló las entradas de los colegios electorales, mientras que las Fuerzas de Orden Público llevan a cabo su servicio normal de vigilancia ciudadana.

El servicio que desarrollaron a lo largo de la jornada de ayer la Policía Nacional y la Guardia Civil —según ha sabido Efe en los respectivos Gobiernos Civiles—• «será un servicio normal, aunque reforzado de vigilancia callejera».

A este respecto, a la plantilla de Fuerzas de Orden Público en Vizcaya lian sido incrementadas una compañía de la Guardia Civil y dos de la Policía Nacional.

El gobernador civil de San Sebastián explicó que «durante todo el día, fuerzas de la Policía Nacional custodiaron las calles para garantizar a todo ciudadano el derecho al voto, libre de toda coacción».

El señor Argote ha añadido que en ningún momento iba a haber un exceso de Policía en la calle, sino que se iba a llevar a cabo un servicio móvil y muy ágil, sobre todo en previsión de posibles piquetes que dificulten el curso normal de la votación.

En las tres capitales fue, por tanto, la Policía Municipal la que se encargó de la custodia de los recintos electorales, a excepción de 28 mesas de la provincia de Álava, que estaban vigiladas por Miñones, ya que los efectivos de Policía Municipal son en esos lugares escasos.

 

< Volver