Autor: González, Cayetano. 
 Estatutos 79. Álava. 
 Clima de calma y tranquilidad  :   
 Se abrieron 221 centros para 174.930 alaveses con derecho a voto. Sólo se registró una amenaza telefónica de bomba, que resultó falsa. 
 ABC.    26/10/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

CUMA DE CALMA Y TRANQUILIDAD

Se abrieron 221 centros para los 174.930 alaveses con derecho a voto.

SOLO SE REGISTRO UNA AMENAZA TELEFÓNICA DE BOMBA, QUE RESULTO FALSA

Vitoria, 25. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Vitoria y la provincia de Álava han vivido la histórica jornada, de hoy dentro de la normalidad más absoluta, aunque en un día como este siempre ocurren algunos incidentes. A las nueve de la mañana abrieron sus puertas los colegios electorales, que comprenden un total de 221 mesas. 132 en Vitoria y el resto en la provincia, para los 174.930 alaveses con derecho a voto.

FALSA AMENAZA DE BOMBA. — Los incidentes han sido mínimos. Hay que recordar que la vigilancia de los colegios electorales estaba encomendada a la Policía Municipal, y, en algunos pueblo de la provincia, a la Policía Foral. Ha habido una amenaza de bomba, a la una y cuarto de la tarde, en un colegio electoral de la capital, en el barrio de Zaramaga, siendo los propios policías municipales que se encontraban de vigilancia en el colegio los que han inspeccionado el local, sin encontrar ningún paquete sospechoso.

En otro colegio, también de la capital, aparecieron pintadas —que habían sido hechas durante la noche— en las que se decía «Vota no»; pintadas que fueron borradas entes de abrirse el colegio por los servicios de limpieza del Ayuntamiento.

Las primeras autoridades alavesas y líderes políticos ejercieron su derecho de voto a primera hora de la mañana. A las nueve treinta lo hizo el alcalde de Vitoria, José Ángel Cuerda, acompañado por su mujer.

Quince minutos más tarde votó el diputado general de Álava. Emilio Guevara, a quien también acompañaba su esposa.

El diputado d,el PSE-PSOE José Antonio Andiano, fue menos madrugador y acudió a votar a la una treinta de la tarde.

El tiempo ha estado inestable durante todo el día, incluso ha llegado a llover de una forma intensa en la capital hacia las dos treinta del mediodía, siguiendo, por la tarde, con el clásico «sirimiri».

UN PRESIDENTE NO EXIGÍA LA DOCUMENTACIÓN. — En otro orden de cosas, hay que decir que. según fuentes del Gobierno Civil, se han tenido noticias de que en algunos colegios electorales los interventores de Herri Batasuna han sido excesivamente meticulosos a la hora de exigir la documentación correcta a algunos votantes, lo que ha dificultado la votación en algunos casos.

En el pueblo de La Guardia, un interventor de Herri Batasuna exigió la presencia de un notario para que levantase acta de que el presidente de la mesa no estaba pidiendo la documentación a las personas que acudían a votar.

Así, pues, como balance de este día, se puede decir que Vitoria y Álava han vivido una jornada dentro de un clima de calma y tranquilidad. Mañana, con los resultados definitivos, podremos hacer las primeras valoraciones para una provincia vasca, donde el temor de la abstención política, derivada de una posible apatía hacia el Estatuto, ha sido durante los días pasados como un pequeño fantasma. — Cayetano GONZALEZ.

 

< Volver