Rueda de prensa del subsecretario del interior. 
 "No puedo decir que haya habido mucha abstención"  :   
 "E. T. A. ha visto que la batalla política estaba perdida y tendrá que cambiar de actitud". 
 Informaciones.    26/10/1979.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

INFORMACIONES / 26 octubre 1979

última hará

RUEDA DE PRENSA DEL SUBSECRETARIO DEL INTERIOR

"No puedo decir que haya habido mucha abstención"

«E.T.A. HA VISTO QUE LA BATALLA POLÍTICA ESTABA PERDIDA Y TENDRÁ QUE CAMBIAR DE ACTITUD»

MADRID, 26 (INFORMACIONES). — «No somos optimistas en pensar que el terrorismo se acaba con los Estatuto. Se irá acabando, pero tendrá sus momentos», ha manifestado esta mañana el subsecretario del Ministerio del Interior, Julio Camuñas, en la rueda de Prensa para dar los últimos resultados de los referendos vasco y catalán.

El titular del Departamento, señor Ibáñez Freiré, no quiso estar presente en la reunión con los informadores, porque «no tenía sentido dar a la rueda informativa un alcance de tipo político», según el señor Camuñas. Efectivamente, el subsecretario evitó en todo momento las preguntas que encerraban matiz político y se ciñó a los datos.

Tras resumir los últimos datos de que disponía (casi del cien por cien), el señor Camuñas destacó la normalidad que ha caracterizado a la jornada, y dijo: No puedo decir que haya habido mucha abstención, sino una participación aceptable, en torno al 60 por 100.» Explicó que existe una importante abstención de tipo técnico que ronda el 20 por 100.

«El hecho de que con tan poco tiempo - añadió el portavoz oficial— se hayan producido tantas consultas, ha determinado que la población haya perdido interés. Para ellos tiene menos interés ¡a participación.»

También dijo que el presupuesto para las campañas de dos referendos había sido de 700 millones de pesetas, aunque el costo real se sabrá cuando se liquiden las cuentas.

Preguntado sobre la tranquilidad en que se habían desarrollado las votaciones, así como durante la semana ´anterior, el subsecretario dijo que los refuerzos policiales habían sido mínimos y que ambas campañas se habían cubierto con las plantillas normales de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. La Guardia Civil —añadió— no ha sido reforzada, y la Policía Nacional lo ha sido solamente en Barcelona, con 500 miembros.»

CAMBIO DE E.T.A.

Reconoció que durante la semana anterior a las votaciones hubo una intensificación de las medidas preventivas que tuvieron como reticulaciones en Cataluña. «No vamos a ser tan ingenuos —preciso el señor Camuñas— de decir que la tranquilidad se ha debido sólo a la Policía, sino a un cambio de actitud.

E.T.A. ha visto que la batalla política estaba perdida, y tendrá que cambiar de actitud.» Asimismo, desmintió que se hubiera negociado con la organización terrorista. «No ha habido ni habrá negociaciones con E.T.A.», puntualizó.

Más adelante, el señor Camuñas afirmó que la, mayor abstención registrada en Cataluña sólo ha sorprendido a los autores de especulaciones que situaban la participación en cotas más altas. Añadió que el censo estaba inflado en un 5 por 100, que la inclemencia del tiempo ha retraído la afluencia a las urnas.

Sobre la influencia del voto por correo, dijo que en Cataluña ha sido ´del 0,28 por 100 (12.073 votos), y en el País Vasco, del 3,12 por 100 (40.149 votos).

También adelantó el calendario previsible que seguirán los dos Estatutos tras su refrendo popular: ratificación por la Junta electoral central a primeros de noviembre; publicación de los textos, también en noviembre; ratificación por el Congreso y por el Senado, en diciembre; sanción real antes de fin de año; convocatoria de elecciones para los respectivos Parlamentos, en enero; elecciones, en febrero; constitución de los Parlamentos, en abril; designación de los presidentes, en abril o mayo, y constitución de las comisiones de transferencias, en mayo.

Preguntado sobre las pesquisas seguidas por la Policía en torno al túnel descubierno en Barcelona, el subsecretario dijo que hay pistas y presunciones de los posibles autores, pero que no lo podía revelar con más detalles.

Terminó diciendo que, según prevé el artículo 62 de la Constitución, no habrá amnistía tras el Estatuto vasco, ni tampoco indulto general. «Solamente —presisó— cabe la posibilidad de conceder medidas de gracia, pero yo me ciño a lo que dice la Constitución.»

ESTA MAÑANA, A LAS ONCE Y MEDIA

Comenzaron las negociaciones siderúrgicas entre España y la C.E.E.

BRUSELAS, 26 (EFE).

ESTA mañana, a las once y medía, ha comenzado en Bruselas el segundo capítulo de negociaciones para el ingreso de España en la Comunidad Económica Europea, esta ves con el tema básico de la industria siderúrgica.

Los embajadores (suplentes de los ministros) de España y los nueve países comunitarios expondrán las respectivas posiciones de partida para la integración hispana en la C.E.C.A. (Comunidad Europea del Carbón y el Acero).

La reunión se celebra en la sede del Consejo ministerial de la C.E.E. y se espera que termine esta misma mañana, ya que no habrá debate, sino simple lectura de los documentos preparados por ambas partes.

Los observadores adelantan que en este sector se presenta más difícil la posición negociadora de España porque, considerado de forma aislada, los españoles tendrán que conceder más de lo que pueden recibir.

Además, la grave crisis de la industria siderúrgica de la C.E.E. pone a los comunitarios en guardia contra la «agresividad exportadora» de España, debido a la fuerte expansión de su siderurgia en ios últimos diez años y a la necesidad que tiene de aumentar sus ventas en el exterior para superar sus propias dificultades actuales.

Los cálculos aportados por los expertos de la C.E.E. señalan que las exportaciones de acero pasaron en España de 2,1 millones de toneladas en 1977 a 4.5 millones en 1978, El 23 por 100 de esa cifra fue absorbido por !os mercados comunitarios.

Las autoridades de la Comunidad reaccionaron contra la «invasión del acero español» para defender su propia industria y concluyeron un acuerdo siderúrgico con el Gobierno de Madrid que autolimita las exportaciones españolas a la C.E.E. a 800.000 toneladas anuales, a un precio inferior en un 6 por 100 al de los mercados interiores.

Otro elemento importante en este segundo capítulo de ia negociación de ingreso radica en que el sector C.E.C.A. está prácticamente excluido del acuerdo comercial prefevencial vigente desde 1970.

La posición de partida de la C.E.E. pide para el desarme arancelario1 en el sector siderúrgico un período de transición semejante ai de los restantes productos industriales, muy corto en duración, y que sea al mismo tiempo simétrico.

La actitud inicial española, según se supo en fuentes competentes, no varía tampoco a la adoptada en el primer capitulo (libre circulación de productos industriales), exigiendo un período de transición amplio y no necesariamente simétrico.

Los aranceles españoles en este sector «13,5 por 100 de media según cálculos comunitarios son actualmente superiores a los de la C.E.E. (5,6 por 100). La C.E.E. pretende que en los casos en que la diferencia no exceda del 15 por 100, el alineamiento español con la tarifa comunitaria deberá producirse desde el mismo momento del ingreso.

Otro aspecto clave de la negociación C.E.C.A., en el que también se esperan divergencias notables, es el de la fijación de precios. La posición de la C.E.E. estipula la aplicación por España del sistema C.E.C.A. desde el mismo momento del ingreso. Los españoles pedirán un período de transición y determinadas exenciones.

El tercer obstáculo significativo que puede plantearse es el de la chatarra, elemento de base para el funcionamiento de los hornos eléctricos en que se funda la industria siderúrgica de España, país deficitario en chatarra, y por tanto importador.

O.I.T.: APROBADA LA RESOLUCIÓN ESPAÑOLA SOBRE EMIGRANTES

MADRID, 26 (INFORMACIONES). — Una resolución sobre m i graciones intraeuropeas ha sido aprobada definitivamente al término de la III Conferencia Europea de la Organización Internacional del Trabajo, que clausuró sus sesiones ayer.

Varíes delegados trabajadores, entre ellos los que representaban a España, presentaron dos proyectos de resoluciones que fueron unidos en un solo texto, el cual fue examinado entre todas las delegaciones existentes.

A pesar de la oposición que mostraron en principio los Gobiernos de los países de la Comunidad Económica Europea, el representante del Gobierno español presionó hasta conseguir la aceptación del documento, logrando el respaldo de Turquía y Portugal.

La resolución subraya la exigencia de que no se discrimine a les emigrantes e insta a la O.I.T. para que siga examinando con especial atención los problemas de esta catesoría de trabajadores.

 

< Volver