Rebotes     
 
 El Alcázar.    26/10/1979.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

REBOTES

• El ministro del Interior declaró en sesión parlamentaria que «ningún Gobierno ha hecho tanto como el actual para que el País Vasco recupere su identidad y autogobierno», y el famoso espeleólogo Ibáñez Freiré tiene toda la razón. En cuanto manipuló las Vascongadas le salió Euzkadi. Jamás ningún Gobierno hizo tanto y con tan general inepcia por la causa del desmembramiento de España.

Probablemente esto, muy olvidado en los periódicos, el pueblo lo recordará de manera indeleble.

• El mismo señor Freiré aclaró humildemente, debidamente acosado por el señor Bandrés, que él no tiene nada contra las «ikastolas».

Hay que creerle, y además no extrañarse.

Pero la irresistible ascensión del caballero Freiré a la política, de manos de su antiguo jefe, el gran soldado Alonso Vega, no fue precisamente por no tener nada contra las «ikastolas», pequeñas escuelas de terrorismo donde solamente se enseña el odio a España.

Mucho ha veleteado el político Freiré desde aquellos tiempos. Pero, también, mucho ha ascendido. Ya es ministro.

• Hasta en El País reconocen que la campaña por el Estatuto de Sau ha resultado fría y confusa.

Claro que da igual, puesto que los resultados están garantizados por el Gobierno y los anteriores compromisos criminales de lo que se llamó la «oposición» en tiempos de la Oprobiosa.

• Continúa su zascandileo por España el primer ministro de los Países Bajos, señor Van Agt.

No parece confirmarse la noticia de que le hayan colocado en su séquito de honor al pequeño Marcelino (gracias, Rafael), por aquello de honrar a los Países Bajos.

Hoy se le ofrecerán los resultados de los referendos de Vascongadas y Cataluña como una corona de flores a la memoria de los liberadores de Holanda frente al imperialismo español. Calculamos que será un acto emocionantísimo.

* En París se ha celebrado una manifestación de mujeres en apoyo a las procesadas por aborto en Bilbao.

Nos parece que se exageran las noticias. Esa manifestación es habitual en París de día y de noche, en las aceras, en los bares, en las puertas de determinados hoteles.

¡Pero qué exagerados y fanfarrones somos en España hasta para abortar!

* A un joven preso de la Cárcel Modelo de Barcelona le han agredido y violado sus compañeros.

Convendría que los encargados de la reforma penitenciaria creasen cárceles mixtas a fin de encauzar las relaciones sentimentales de los presos por los caminos de la normalidad. En bien del mal menor hay que acogerse a aquella homilía vienesa en la que se pedía amnistía de pecado para quien lo cometiese de acuerdo con la ley natural, sin buscar complicaciones extras.

¡Compañeros, manifestaos en pro de la coeducación en las prisiones! ¡Por la defensa de la retambufa! ¡Por el cinturón de castidad para los presos que no deseen ser violados!

Claro que los gays protestarían.

Realmente es difícil gobernar y dar gusto a todos, aunque se haga una política de calzones caídos.

* La Consejería de Cultura de la (inmediata) nación extremeña ha organizado para los próximos días la Primera Feria del Libro Soviético, que se presupone una especie de cursillo de cristiandad comunista, de ejercicios espirituales bolqueviques. Parece que el actual virrey de la URSS en España —con cargo aparente de embajador— se trasladará a tan inhóspita región a dejarse admirar por los pobres indígenas.

Luego (si bien, en proyecto) queda pendiente una Exposición del Libro Extremeño en Moscú, con caviar y vodka para el consejero de Cultura extremeño, su séquito y los caciques sometidos con los collares de vidrio de! halago cultural.

Bonito, ¿en?

 

< Volver