Vascos y catalanes votaron en paz. 
 España, más fuerte     
 
 Diario 16.    26/10/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

España, más fuerte

Vascos Y catalanes han refrendado ayer por amplias mayorías los primeros Estatutos de autonomía constitucionales.

La vigencia de ambas normas es uno de los puntos de inflexión histórica más espectaculares en la obra de Gobierno del presidente Suárez y de la oposición responsable. La unidad de España, basada en la integración de sus pueblos, gobernados autonómicamente, significa una realidad radicalmente nueva en la historia contemporánea de la nación.

Cataluña Y el País Vasco han encontrado, después de guerras civiles y tensiones mil, comprensión plena en el Reino del que forman parte desde hace muchos siglos. La historia de este país, pionero de la unidad nacional en Europa, venía pesando como una losa demasiado lastrada por incomprensiones y literatura vacía.

Vascos y catalanes, cada pueblo de una manera, han respondido con inteligencia a la responsabilidad del día. Frente a coacciones sin cuento en Vasconia, frente a un clima de escepticismo en Cataluña, catalanes y vascos han respondido mayoritariamente sí a un futuro nuevo y de esperanza.

Como siempre, ésta es la hora de llenar de contenido los nuevos cauces abiertos para la convivencia. Los partidos nacionalistas de ambas regiones, nacionalidades o lo que se quiera, y los demás partidos tienen ahora más responsabilidades que razón de ser. El proceso de clarificación ideológica que conlleva la democracia trae inevitablemente estas consecuencias. En el País Vasco, el PNV se ha convertido, tal vez sin buscarlo, en partido de gobierno ; en frontón frente al que se estrellará todavía mucha demagogia porque gobierno y demagogia están reñidos en democracia.

España entera estará tras la pared de ese frontón, una España joven y más fuerte.

 

< Volver