Vascos y catalanes votaron en paz. 
 Falsas amenazas de bomba     
 
 Diario 16.    26/10/1979.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Falsas amenazas de bomba.

La jornada electoral transcurrió en Cataluña sin alteraciones del orden público. El único incidente digno de mención, según las agencias informativas, fue el desalojo del mercado municipal de abastos de Cornelia por una amenaza de bomba.

La Policía desalojó el mercado municipal y comprobó que no había ningún artefacto explosivo.

La anécdota simpática —según los despachos de las agencias— estuto en Hospitalet (Barcelona), donde el Ayuntamiento encargó diecinueve cajas de champán para celebrar con dignidad la aprobación del Estatuto.

La Corporación no conocía todavía los resultados del referéndum, pero está claro que de lo que se trataba era de poner una nota de optimismo entre la tristeza y la incomodidad de la lluvia.

Otros Ayuntamientos, como el de. Sabadell, tuvieron que andar más diligentes para favorecer la

participación ciudadana.

La Corporación de esta localidad puso en funcionamiento un equipo de ciento veinte personas destinada-destinado a subsanar las deficiencias que se pudieran registrar a lo largo de la jornada.

Se conoce que indispuesto a verse en los periódicos en actitud ociosa, el presidente de la mesa electoral del colegio nacional Rius y Borrel exigió, al parecer con vehemencia, a un fotógrafo que le entregase un carrete de fotos en el que acababa de ser inmortalizado.

El presidente en cuestión había sido sorprendido jugando al ajedrez en uno de los ratos de «calma chicha» registrados a lo largo de la jornada a causa de la lluvia.

No menos pragmático que el Ayuntamiento de Sabadell fue el de Gerona, que puso a disposición de enfermos e impedidos ambulancias municipales que les trasladarían gratuitamente hasta los colegios electorales y posteriormente a su domicilio.

La Generalidad informó sobre la lluvia — Cuarenta y un litros de agua cayeron ayer en Barcelona, según "la oficina de prensa de la Generalidad, que facilitó un parte meteorológico sobre la jornada del referéndum, para relacionar la incidencia que pudo tener la lluvia en la participación de la consulta electoral.

A lo largo del día llovió copiosamente en casi toda Cataluña. En determinados puntos alcanzó carácter torrencial.

 

< Volver