Según Meliá, tras el Consejo de Ministros. 
 La influencia de Herri Batasuna fue del 2,71 por 100     
 
 Diario 16.    27/10/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

Diario16/27-octubre-79

NACIONAL

Según Meliá, tras el Consejo de Ministros

La influencia de Herri Batasuna fue del 2,71 por 100.

El Consejo de Ministros analizó ayer los resultados de los referénduns de ratificación de los Estatutos de autonomía de Euskadi y Cataluña. Según el portavoz del Gobierno, Herri Batasuna, al propugnar la abstención, demostró una pérdida de su «capacidad de arrastre» electoral.

Madrid - La incidencia directa de ]a coalición abertzale Herri Batasuna sobre la abstención en el referéndum del Estatuto de autonomía vasco fue del 2,71 por 100, según un informe técnico encargado por el Gobierno a un equipo de expertos, señaló ayer el secretario de Estado para la Información, José Meliá, al término del Consejo de Ministros.

El portavoz gubernamental declaró a los periodistas que el Consejo de Ministros, celebrado ayer, valoró positivamente el resultado de las consultas populares celebradas el día anterior en el País Vasco y Cataluña, tanto en lo que se refiere al desarrollo de la jornada electoral como al índice de participación ciudadana.

En el curso de la reunión del Gabinete, según informó el secretario de Estado, se produjo un desbate respecto a los distintos puntos de vista sobre los referendums autonómicos vasco y catalán.

Al menos, dos miembros del Gabinete destacaron en el curso de dicho debate que, a la vista de los resultados, la valoración hecha por el Gobierno en diciembre último sobre el referéndum constitucional fue más acertada que algunas de las calificaciones expresadas por algunas fuerzas políticas para desacreditar aquel resultado, ya que el índice de participación en Cataluña y País Vasco fue entonces mayor que el registrado anteayer con ocasión de la consulta sobre los Estatutos autonómicos.

Meliá destacó también que, dentro de la valoración política expresada por el Gobierno a la vista de los datos finales del referéndum en el País Vasco, se contaba con un estudio técnico sobre la abstención registrada.

Conforme a dicho estudio, la incidencia directa en la abstención producida en el referéndum del Estatuto vasco por la coalición Herri Batasuna era de un 2,71 por 100.

Meliá recalcó que dicho índice se refería a la «capacidad de arrastre», a la «disciplina de partido» que la coalición abertzale había registrado en la pasada consulta popular.

El dato se habría obtenido por un equipo de expertos, según el portavoz oficial, de la valoración entre los resultados de las elecciones municipales del pasado mes de abril y los registrados en el referéndum de anteayer.

ETA se equivocó

Herri Batasuna en las elecciones municipales de abril no propugnó la abstención, sino que presentó sus propias candidaturas e hizo campaña electoral a favor de las mismas.

En aquella ocasión, la abstención en el País Vasco alcanzó una media del 36,5 por 100. En el referéndum autonómico del pasado día 25, el índice de abstención se elevaría al 39,2 por 100.

Como consecuencia, el índice de incidencia directa de la coalición de la izquierda abertzale, cuyos postulados defiende la organización terrorista ETA militar, sería del 2,71 por 100.

El resto podría estimarse como abstención técnica, en la que estaría incluida la posible incidencia de ciertas presiones de tipo psicológico difícilmente mensurables, según el portavoz oficial.

A propósito de la llamada «tregua técnica» de ETA o paralización de la actividad terrorista por parte de la organización armada vasca, Melià indicó que ello significa que no existe por parte de aquélla una motivación política última y que en el futuro podrán repetirse los atentados.

«Su objetivo —añadió— era descalificar el referéndum sin crear un clima de terror, pero se han equivocado porque la respuesta del pueblo vasco ha sido clara, ya que ha superado en participación al catalán.»

El PSOE, difícil de entender

Aunque en el Conseja de Ministros de ayer no se analizaron concretamente las recientes declaraciones del líder socialista Enrique Tierno, alcalde de Madrid, solicitando la amnistía para los presos vascos, el Gobierno —que ha reiterado su oposición, por anticonstitucional, a la amnistía— ha dejado entender lo difícil que resulta comprender las diferentes posturas dentro del PSOE.

El portavoz del Gobierno abundó en este punto reflejando la contradicción existente entre unas recientes declaraciones del profesor Tierno a la revista «Tribuna Policial» • en las que pedía «autoridad» y «castigar, castigar...» a ios que infringieran la ley mientras que «al día siguiente, pedía en Bilbao amnistía para los terroristas vascos», dijo Meliá.

Por otra parte, insistió el secretario de Estado, frente a los desmentidos del PSOE en torno a la amnistía, varios diputados socialistas, entre ellos Pablo Castellanoa, firman un escrito pidiendo la amnistía, que es inconstitucional.

Meliá aseguró no tener noticia sobre una supuesta petición de un título nobiliario para el presidente de la Generalidad de Cataluña, José Tarradellas, tal como publicó ayer un diario madrileño.

Respecto al túnel descubierto esta semana en Barcelona bajo unas viviendas de jefes y oficiales militares, el portavoz del Gobierno señaló que la obra de infraestructura realizada por los supuestos terroristas no estaba concluida y que probablemente sus autores huyeron ante el descubrimiento de ciertas indicios exteriores. En ningún momento —puntualizó— hubo peligro inminente.

Respecto al reciente proceso contra varios disidentes checos, Maliá informó que el Gobierno español está decidido a formular una petición al Gobierno de Praga en orden al cumplimiento del acta final de Helsinki.

Con relación a la venta de armas por el Gobierno estadounidense a Marruecos, el secretario de Estado indicó que la posición española es la del embargo de armamento, cuya venta podría alterar la relación de fuerzas

El Gobierno, reunido ayer en Consejo de Ministros, acordó también la tramitación urgente del proyecto de ley sobre la Creación del Consejo de Seguridad Nuclear.

El Consejo de Ministros autorizó el gasto de 175 millones de pesetas para obras del proyecto de infraestructura del Metropolitano de Sevilla; otros 102 millones para obras del proyecto de modificación de los Ferrocarriles Catalanes y más de 361 millones de pesetas para el proyecto de infraestructura del tramo cuarto de la Línea VI del Metro madrileño.

 

< Volver