Los resultados aislarán al terrorismo     
 
 Diario 16.    27/10/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

los resultados aislarán al terrorismo

Santiago Carrillo, secretario general del PCE, afirmó que los resultados del referéndum vasco representan un avance en el aislamiento del terrorismo.

«Esto es francamente esperanzador —declaró Carrillo— y muestra que los partidos democráticos han recuperado el control de la situación.»

«Tal resultado se debe, a mi juicio, a la campaña unitaria de dichos partidos y a la adopción de una posición sin ambigüedad frente a Herri Batasuna y el terrorismo.»

«Pienso —agregó Carrillo— que ahora es fundamental proseguirla cooperación unitaria dé los partidos y la misma firme posición ante los elementos desestabilizadores, a lo que hay que unir el traspaso rápido y efectivo de competencias para que el Consejo General Vasco no sea sólo un punto de referencia ideológico, sino un poder con medios para hacer política de Gobierno.»

Respecto a los resultados del referéndum catalán, el líder comunista afirmó que en aquella nacionalidad «no se manifestaba ningún adversario importante del Estatuto. Todo el mundo sabía que el Estatuto iba a Ser aprobado. Quizá esté ha sido un factor desmovilizador entre el electorado».

Carrillo reconoció que «hay una zona de opinión despolitizada y desilusionada», no sólo en Cataluña y Euskadi. Ello exige, manifestó el secretario general del PCE, «la necesidad de una relación más viva y profunda con las masas» y «la necesidad de cambiar radicalmente la TVE, que hoy fomenta el desinterés por la política y la democracia».

Según Carrillo la programación de TVE carece de contenido pluralista, está dominada por la rutina y cuando aborda temas políticos o solicita el voto de los ciudadanos lo hace de manera franquista.

Alfonso Guerra, vicesecretario generar del PSOE, comentó en la sala de prensa del Ministerio del Interior en la madrugada de ayer que «el País Vasco ha dado ejemplo de un acto de civismo y ha demostrado que la gente está por la paz». «Los vascos ha respondido al miedo», añadió.

«La participación no ha sido baja -declaró el presidente del grupo parlamentario socialista refiriéndose al referéndum vasco—. Tenemos que ir acostumbrándonos a este tipo de participación en los procesos autonómicos porque dentro de pocos años habrá elecciones en menos plazo de tiempo.»

Preguntado si había intercambiado impresiones con la Moncloa sobre el resultado de las consultas populares Guerra espetó: «Yo no he hablado con la Moncloa porque no sé siquiera dónde está.»

Manuel Fraga, portavoz parlamentario de Coalición Democrática, manifestó que «en un momento de inseguridad ciudadana, de grave crisis económica, de inflación y paro, de insatisfacción y desilusión general, no cabe altos índices de interés y participación».

«No estamos para aventuras, para improvisaciones ni para maximalismos —concluyó el líder derechista—. Vayamos todos a una evolución prudente, razonable y solidaria, de modo que el 25 de octubre sea recordado como un buen comienzo de una etapa en que las autonomías sean un mejor método para construir, una España más eficaz y más solidaria, y no como el principio de nuevos enfrentamientos y fracasos.» Eladio García Castro, miembro del secretariado permanente del Partido de los Trabajadores (PTE), se declaró partidario de «aprovechar el momento para proponer negociaciones con ETA, a fin de que abandone las armas».

La contrapartida por parte del Gobierno debería ser, según García Castro, la legalización de ETA y la amnistía para «los presos vascos».

 

< Volver