Con la excepción de Herri Batasuna. 
 Condena unánime de los partidos     
 
 Diario 16.    29/10/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Con la excepción de Herri Batasuna

Condena unánime de los partidos.

Madrid — Con la excepción de Heri Batasuna, apoyatura política de ETA militar, todas las fuerzas políticas vascas y nacionales han condenado —bien a través de comunicados directos o mediante declaraciones de sus líderes— de forma enérgica el asesinato del militante socialista Germán González.

El líder de Euskadiko Ezkerra, organización relacionada con la rama políti-co-militar de ETA, el diputado Juan María Bañares, declaró su sentimiento por la muerte del militante socialista.

Bandrés añadió que «la paz que todos deseamos y la libertad de nuestros presos políticos no se consigue por la vía del crimen, sino por la de la firme e inteligente negociación política».

Marcos Vizcaya, diputado del PNV por Vizcaya, manifestó que «este atentado puede ser una declaración de guerra al sector mayoritario del pueblo vasco que dijo "bai" (sí) al Estatuto».

Roberto Lerchundi, secretario general del Partido Comunista de Euskadi, reiteró su indignación ante este hecho y la solidaridad con los socialistas. Lerchundi mostró «su voluntad y la de su partido de luchar contra el terrorismo».

Duras reacciones de socialistas

El presidente del PSOE, Ramón Rubial, declaró que «estos bárbaros de ETA quieren convertir a Euskadi en un Ulster». «¿Es matar a un trabajador —se preguntó Rubial— la respuesta a la política de manos tendidas para el logro de esa tan solicitada amnistía?»

Enrique Múgica afirmó que «la gavia de asesinos que constituye ETA recordará con escalofríos el día que asesinaron a un socialista en Euskadi».

«De este atentado —continuó el dirigente socialista— son cómplices las personas, grupos y organizaciones que guardan silencio ante él, o que comparten los resultados del terrorismo. Aquellos cuyos nombres son conocidos por todos y que han dicho que la guerra no ha terminado, son también cómplices de este asesinato.»

El secretario general de UGT, Nicolás Redondo, dijo que «con desapasionamiento, esta muerte significaba que el comportamiento de ETA está cada vez más alejado de la realidad y del sentimiento de los trabajadores.»

El PSOE culpa a ETA

La comisión ejecutiva del PSOE distribuyó ayer un comunicado en el que culpa a ETA de la acción criminal y, entre otras cosas, dice:

«A pocas horas de ser refrendado por el pueblo vasco el Estatuto de autonomía, apoyado por todas las fuerzas democráticas y progresistas, este asesinato intenta crear la confusión y el miedo frente a la esperanza del pueblo vasco por conseguir la paz y la libertad.»

Condenas de otros partidos

Por su parte el Partido Comunista de Euskadi (PCE-EPK) afirma en un comunicado que «en estos trágicos momentos condenamos de forma activa y militante este nuevo acto terrorista de ETA, que cons-

tituye un claro ataque directo a la clase obrera vasca, como fuerza esencial de la Euskadi democrática y nacional».

«El PCE-EPK exige a las instituciones del país, especialmente al Consejo General Vasco, que promuevan y encabecen movilizaciones permanentes del pueblo contra el terrorismo.»

LKI (Liga Comunista) asegura en un comunicado que «el asesinato del militante socialista Germán González, reivindicado por un comando autónomo, constituye una gravísima agresión a la clase trabajadora, tanto más cuando la provocación procede de un grupo que dice reclamarse de izquierda».

Por su parte, el PTE dice en su nota de condena que «para que la muerte no se convierta en algo normal en Euskadi se hace necesario responder con la unidad de todas las fuerzas políticas a esta provocación que trata de debilitar la fuerza con que ha nacido el Estatuto».

«No han pasado setenta y dos horas desde que el pueblo vasco ha dicho sí a la democracia y la autonomía, y los que se oponen a estas dos ideas se han cobrado ya una nueva víctima.».

 

< Volver