Primera huelga general contra el terrorismo de ETA. Según la UGT del País Vasco. 
 ETA está detrás de los "autónomos"     
 
 Diario 16.    30/10/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

Según la UGT del País Vasco

ETA está detrás de los «autónomos»

La incidencia, ayer, de la huelga general convocada en el País Vasco por UGT y CC 00 fue importante, y los convocantes valoraron la respuesta como muy positiva. Los sindicalistas de UGT añadieron que ETA militar se ampara en los comandos autónomos para la realización de acciones sucias.

Bilbao (Corresponsal) — Miembros destacados de la UGT del País Vasco, entre los que se encontraba su secretario general, Jaime San Sebastián, aseguraron ayer en una rueda de prensa que «ETA se ampara en los comandos autónomos para la realización de acciones sucias, como el asesinato de Germán González».

Los líderes ugetistas consideraron que debe ser ETA quien tiene que limpiar su casa y desacreditar a los supuestos autónomos.

Mientras San Sebastián calificaba el hecho de «grave por lo que supone de cambio en la estrategia de ETA«, el secretario de Vizcaya de CC 00, David Morín, manifestaba que «la lógica del terrorismo de ETA debía conducirle a agredir a la clase trabajadora».

Una y otra centrales sindicales pusieron especial énfasis en que el atentado contra el militante ugetista se había producido dos días después de aprobado el Estatuto de autonomía, por lo que «no podemos olvidar la importancia política de este asesinato».

A pesar de las versiones que han afirmado que los comandos autónomos no pertenecen orgánicamente a ETA, David Morín consideró que «los trabajadores que no han secundado la huelga están seguros de la autoría de los disparos».

Más adelante afirmó que «el mejor mentís de ETA a este hecho es que no continúe con las acciones terroristas. La respuesta de la clase obrera es un aviso nada despreciable, que debieran valorar los que han optado por la vía de la violencia».

Vizcaya, en huelga

Ambas centrales sindicales valoraron la respuesta a la , convocatoria de huelga general como muy positiva.

«En Álava y Navarra ha tenido menos incidencia por ser provincias menos afectadas por el problema terrorista y porque existen grupos poco sindicales dentro de las propias centrales», manifestó San Sebastián.

Desde primeras horas de la mañana, los paros y asambleas se fueron generalizando en la provincia de Vizcaya.

En la margen izquierda, y tras una pequeña asamblea, 800 trabajadores de AHV abandonaron su puesto de trabajo. Otro tanto ocurría en las factorías de General Eléctrica, en Babcock Wilcox y en Astilleros Españoles de Sestao, además de otras pequeñas y medianas empresas.

En la margen derecha de la ría se produjeron paros en Westinghouse, Franco Española de Cables y Alambres y Astilleros Celaya y Ruiz de Velasco. Los trabajadores de la central nuclear del Lemóniz decidieron continuar con la actividad laboral, tras la celebración de una asamblea.

El comité de empresa del Ayuntamiento de Baracaldo anunció que se suspendía el servicio nocturno de recogida de basuras atendiendo la convocatoria de huelga general.

En la zona de Basauri la huelga fue asumida en Laminación de Bandas, Gibiza, Edesa, Ceplástica y la mitad de la plantilla de Firestone. En Guernica, donde era fiesta local, cerraron las pequeñas empresas que estaban funcionando. En Munguía, cerraron Ferroenamel y Esterin Roubix, además de las empresas de construcción.

Desde primeras horas de la mañana comenzaron a paralizarse los servicios de transportes. Se inició la huelga en los autobuses de Tubsa y prosiguió en Ferrocarriles Suburbanos y Renfe, con paros de dos horas por la mañana y otras dos por la tarde.

También se asumió en la central de Correos y Telégrafos, en la Delegación de Trabajo y se esperaba la solidaridad de los empleados de las empresas de espectáculos. Varios centros de la empresa eléctrica Iberduero pararon a partir del mediodía, siendo generalizado en las oficinas de Bilbao y en la central térmica de Santurce.

Otras empresas que protagonizaron paros fueron las metalúrgicas de Bolueta y Recaldeberri, Olarta, Cromoduro, Krug, Magefesa y Astilleros de Olabeaga.

A media mañana, la organización armada ETA

(p-m) hizo público un comunicado, difundido a través de diversos medios informativos bilbaínos, en el que condenó el atentado contra Germán González, diciendo que los autores de estas muertes no han demostrado que fuera un torturador, un explotador o un enemigo del pueblo trabajador vasco. Negó esta organización que sean militantes de ETA los autores de una acción «indiscriminada y terrorista».

Pocas horas después, el comité ejecutivo de EIA y los familiares de presos de ETA (p-m) condenaron «este primer asesinato tras la aprobación del Estatuto de autonomía».

El partido abertzale manifestó que esta acción «es una continuación de la escalada que estos grupos iniciaron en días pasados contra los partidos y sindicatos obreros, que comenzó con la colocación de bombas en los locales de CC OO y SU, así como a ELA la semana pasada».

Ambas organizaciones, tras considerar que este asesinato desestabiliza «la autonomía conseguida con el esfuerzo mayoritario del pueblo», manifestaron que los autores del atentado «son los mayores enemigos de la amnistía. Son quienes con actos fascistas dan armas a la derecha y fortalecen la posición vacilante que algunos sectores tienen hacia el problema de los presos».

 

< Volver