Autor: Muguerza, J. R.. 
 La novia del guardia civil presenció el atentado. 
 Portugalete: Dos encapuchados dispararon con pistola y metralleta  :   
 "Cuando salí a la ventana vi a un individuo con pasamontañas rojo que disparaba contra el coche de Manuel". 
 ABC.    01/11/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. JUEVES, 1 DE NOVIEMBRE DE 1979.

LA NOVIA DEL GUARDIA CIVIL PRESENCIO EL ATENTADO PORTUGALETE: DOS ENCAPUCHADOS DISPARARON CON PISTOLA Y METRALLETA

«Cuando salí a la ventana vi a un individuo con pasamontañas rojo que disparaba contra el coche de Manuel»

Bilbao, 31. (De nuestro corresponsal.) Manuel Fuentes Fontán, natural de Pontevedra, de veintinueve años de edad, soltero, guardia civil adscrito al cuartel de la localidad vizcaína de Santurce, ha resultado muerto, a primeras horas de la tarde de hoy, al sufrir un atentado en Portugalete, junto al antiguo cuartel, y poco después de abandonar la casa de su novia, donde había estado comiendo.

CUATRO TERRORISTAS. — Según ha podido saberse, el atentado se produjo a las tres y veinte de la tarde. Poco antes, Manuel Puentes, vestido de paisano, abandonaba el domicilio de su novia, sito en el número 101 de la calle Cristóbal Melló, donde, como tenia costumbre, había comido. En el momento en que el guardia civil se disponía a arrancar su coche, un Renault-7, matrícula BI-9529-J, de color granate, para dirigirse al cuartel, dos jóvenes encapuchados y armados, al parecer de pistolas (otros testigos señalan la utilización de una metralleta), que se encontraban apostados junto a una valla de una vivienda en construcción, efectuaron varios disparos contra la víctima. Esta, herida mortalmente, oprimió la bocina del turismo. Mientras tanto, los dos jóvenes corrían hacia una furgoneta Renault-4, de color blanco, al parecer perteneciente a una empresa de reparación de televisores. En este vehículo, que se encontraba estacionado en la calle Ortuño de Alanco, había otros dos jóvenes, según los testigos presenciales. Poco después llegaba hasta el herido su novia, quien se había asomado a la ventana. a despedirle y había presenciado el atentado.

Manuel Puentes Fontán fue trasladado a la clínica San Juan de Dios, de Portugalete, donde falleció minutos después de haber sido ingresado.

«SABIA QUE NO SALDRÍA DE AQUÍ».— «Sabía que no saldría de aquí. Era un presentimiento que tenía en la cabeza y no podía quitárselo», decía Francisca Vilches, novia del fallecido. «Hace poco pidió el traslado a Pontevedra, pero le dijeron que debía esperar, ya que los casados tenían prioridad. El no estaba a gusto aquí, aunque era una persona de muy buen humor, que siempre estaba sonriendo.»

Respecto al atentado Francisca Vilches dijo: «Siempre que su trabajo se lo permitía venía a casa e comer y cenar. Hoy, como otros días, lo hizo. Después de comer y estar un rato charlando con nosotros, salió para el cuartel. Yo iba a despedirle a la ventana cuando escuchó los disparos. Cuando salí a la ventana vi a un individuo con pasamontañas rojo que disparaba contra el coche de Manuel, Poco después corría y se metía en una furgoneta. Manuel, para que le ayudásemos, oprimió varias veces la bocina. Bajé rápido y me pidió que le sacara del coche. Lo intenté, pero fue inútil, no podía. Poco después, unos vecinos me ayudaban y lo metíamos en otro coche para llevarle a la clínica de San Juan de Dios, No me dejaron entrar, pero hace unos momentos me han dicho que ha muerto.»

Manuel Fuentes estaba destinado en el cuartel de Santurce desde que hace un año se abandonó el de Portugalete, después que en éste estallara una bomba. En esta localidad había permanecido cuatro años y, según los vecinos, era una persona que frecuentaba los bares y alternaba como un vecino más.

DOCE IMPACTOS. — Según fuentes de la clínica de San Juan de Dios de Portugalete, donde fue llevado el guardia civil herido, éste ingresó en el centro hospitalario a las tres y media de la tarde. Poco

más tarde entraba en el quirófano para ser intervenido. No obstante, minutos después fallecía como consecuencia de los disparos recibidos. Según el centro sanitario, el cadáver presentaba las siguientes heridas producidas por arma de fuego: una en región mamiliar; otra en región torácica izquierda, otra en hombro izquierdo en región subescapular, en brazo derecho, dos en región lumbar dos en cadeza izquierda, una en muslo izquierdo y otra en la pierna Izquierda. Según las mismas fuentes médicas, el cuerpo presentaba un total de doce impactos, y la muerte le sobrevino como consecuencia de un «schok» hipobolémico, colapso circular y parada cardiorrespiratoria.—J. R. MUGUERZA.

CONVOCADA UNA MANIFESTACIÓN DE PROTESTA

Una manifestación dé protesta por el atentado ha sido convocada por los partidos políticos ESEI, PSE-PSOE y PCE, según manifestaron representantes de estos grupos al término de una reunión que mantuvieron por la tarde en Bilbao.

Asimismo, las Ejecutivas de los Partidos Socialista y Comunista del País Vasco hicieron pública su «más enérgica protesta por este acto terrorista». También el Ayuntamiento de Portugalete. en un Pleno extraordinario celebrado anoche, acordó manifestar oficialmente su condena por la muerte en atentado del joven guardia civil. Los concejales del PSOE y de Euzkadiko Ezquerra se abstuvieron por considerar que el tema no era de competencia municipal, mientras que los de Herri Batasuna no asistieron a la sesión.

 

< Volver