Según la Organización de Consumidores y Usuarios. 
 Los olivareros no tienen razón     
 
 Arriba.    25/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Según la Organización de Consumidores y Usuarios

LOS OLIVAREROS NO TIENEN RAZÓN

MADRID. (Cifra.) — La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) no está de acuerdo con la

actitud de los olivareros que el miércoles se reunieron en la plaza de toros de Jaén para protestar por los

precios fijados por el Gobierno para el aceite de oliva, según nota facilitada a Cifra por esta organización.

En su comunicado la OCU se declara solidaria con el programa de austeridad del Gobierno y apoya los

niveles de precios establecidos para los aceites comestibles, pese a los sacrificios que se impone con ellos

a los consumidores.

Recuerda la OCU la injustificada y abusiva revalorización de existencias (en más de 30 pesetas litro que

hicieron los «aceitetenientes») cuando se estableció por primera vez la libertad de precio y comercio para

el aceite de oliva, en noviembre de 1974, y hace, de otra parte, referencia al aceite vendido por los

olivareros a la Administración al precio de garantía, siendo libre el precio de este producto. Estas

existencias, cuya financiación y gastos de almacenamiento han corrido a cargo de los contribuyentes,

ascienden actualmente a 135 millones de litros.

La OCU señala, de otra parte, que al fijar el Gobierno el precio de 96 pesetas kilo en origen para el aceite

de oliva, se supe-ran en seis pesetas los escandallos presentados en el FORPPA por el Ministerio de

Agricultura.

Además de que los precios fijados para la próxima campaña suponen un aumento del 20 por 100 respecto

a los de la actual, la OCU estima que a los consumidores la ordenación de campaña les representará un

aumento de precios de más del 40 por 100.

La OCU rechaza el exceso en que incurrieron los olivareros al identificar la falta de beneficios con la

ruina general del sector y protesta enérgicamente de la actitud de los empresarios que amenazan con dejar

de pagar Impuestos y Seguridad Social, porque eso lo pagan los consumidores en el precio del producto.

Refiriéndose al gravísimo problema de paro que hoy padece nuestro país, y que se mani-iesta de modo

más grave en el medio rural y agrícola, la Organización de Consumidores y Usuarios declara, finalmente,

que tal situación no se resuelve subvencionando producciones marginales del campo o de la industria,

sino mediante una politica de desarrollo que supere las actuales e irritantes desigualdades regionales.

 

< Volver