Con la ayuda de delincuentes comunes. 
 ETA pretendía falsificar 200 millones de pesetas     
 
 Diario 16.    12/11/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Con la yuda de delincuentes comunes

ETA pretendía falsificar 200 millones de pesetas.

Vitoria (Corresponsal) - La organización terrorista ETA, en colaboración con algunos delincuentes comunes, proyectaron la falsificación de billetes del Banco de España en una cantidad que oscilaría entre los 150 y 200 millones de pesetas. Fruto de la misma colaboración fue el robo de la catedral de Burgos y otros atracos.

En una nota oficial del Gobierno Civil de Álava, se informó el pasado sábado que, a través de los distintos servicios de información, se tuvo conocimiento de que la organización terrorista ETA tenía proyectado cometer un atentado contra la economía nacional, consistente en la falsificación de billetes de Banco de España.

Para efectuar dicha operación, ETA había establecido contactos en Bayona (Francia), por medio de su dirigente Domingo Iturbe Abasólo («Txomim), con Carlos Catalán Sánchez (detenido en Pamplona en la actualidad por actividades relacionadas con ETA) y un delincuente habitual llamado «Molí», que tenía un plan para penetrar en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de Burgos, y apoderarse del papel necesario, con la marca al agua, destinado a la confección de billetes legales.

Concertada la operación

La operación quedó concertada y el citado «Molí» tenía que apoderarse del papel, y mediante el pago de una determinada cantidad, sería entregado a ETA, quien a su vez, por medio de un comando que penetraría en España, trasladaría el papel a Francia.

Existían fundadas sospechas que hacían suponer que el tal «Moli», en unión de Carlos Catalán y de otros individuos, habían tomado parte en el robo de la catedral de Burgos, hace dos años, y en la comisión de atracos en esta ciudad. Establecido el servicio correspondiente, dio como resultado la identificación de «Moli» como Juan José Molinero Medina, natural de Burgos, que pudo ser detenido.

Una vez detenido, se supo que Molinero estableció contacto con Catalán y, con dos pliegos de papel con la marca de agua, de curso legal, para imprimir billetes, se trasladaron a Bayona (Francia) en septiembre de 1978 para entrevistarse con Señarán Ordeñana (Argala), dirigente de ETA. No se entrevsitaron con éste, sino con Iturbe Abasólo (Txomin) al que entregaron los dos pliegos de papel citados. ETA pagaría el 12 por 100 del total del dinero que imprimiera en el papel legal que les facilitaran Catalán y Molinero, que debía oscilar en una primera entrega entre 150 y 200 millones de pesetas.

En la segunda quincena de septiembre, ETA dio la orden para iniciar la operación y entregó dos transmisores y dos pistolas a Catalán y Molinero, por si surgían dificultades.

Estos dos contactaron a su vez con Onésimo José Lajo Cosido y Luciano Camarero Cantero para cometer el robo del papel en la Fábrica de Moneda y Timbre.

El 22 de octubre de 1978 cometieron el robo, saltando la tapia y entrando en el edificio. Consiguieron llevarse en un coche robado 16 paquetes conteniendo cada uno 500 pliegos, En cada pliego se pueden imprimir 20 billetes, con la efigie de Echegaray, es decir, son pliegos para billetes de mil pesetas. El papel fue escondido en una casa de campo de Villorruego (Burgos) propiedad de José Ramón Aupeso Renedo.

U robo de la catedral

Respecto al robo de la catedral de Burgos, que quedó también esclarecido, según la nota oficial, fue cometido por Juan José Molinero y su hermano Osear, el 9 de noviembre de 1977, robo que efectuaron siguiendo instrucciones de Carlos Catalán. Se apoderaron de objetos sagrados de valor incalculable, que entregaron a Catalán, a excepción de unos libros, un pergamino y unos cálices.

En diversos lugares de las provincias de Álava y Burgos fueron encontrados ubjotos y piedras preciosas que Molinero había escondido en matorrales, procedentes de los cálices robados en la catedral.

 

< Volver