Autor: Vallés, María Francisca F.. 
   Los manifestantes por la paz en el País Vasco rechazaron la agresión abertzale     
 
 Diario 16.    03/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Los manifestantes por la paz en el País Vasco rechazaron la agresión abertzale

San Sebastián:

María Francisca F. VALLES,

Corresponsal

Foto*: Manuel ESCALERA,

enviado especial

Más de 30.000 personas se manifestaron ayer por las calles de San Sebastián contra el terrorismo y en favor de la paz ante la convocatoria efectuada por el PNV, PSE (PSOE), UCD y PCE-EPK. Un grupo de contramanifestantes intentaron abortarla desde su inicio y cuando.se enfrentaron con la cabeza de la gran manifestación en el puente del Kursaal, que atraviesa el río Uruinea, antes de la llegada, de la marcha a su término, hubo una clara reacción de indignación popular al grupo boicoteador, que fue objeto de persecución por parte de los manifestantes.

La manifestación se inició a las doce del mediodía, en la plaza del Buen Pastor, bajo una temperatura soleada y desde el principio un grupo de personas contrarias a la misma intentaron torpedearla a los gritos de «Gora ETA militarra» I Viva ETA militar), «PNV traidor, UCD traidor y vosotros fascistas sois los terroristas)). Abrían la marcha los consejeros del Gobierno vasco, Echenique, de Educación y Lavayeb, de Turismo, así como parlamentarios Monforte y Bujanda, el alcalde de San Sebastián, Alkai y el diputado general de Guipúzcoa, Aizarna, también nacionalista.

Por parte del PSE-PSOE, el secretario general, Txiki Benegas; el presidente, Juan Iglesias, y los parlamentario Múgica Herzog, Maturana y Casas y demás miembros de la ejectuviva. También se encontraba la UCD de Guipúzcoa, con el secretario general del partido centrista, Calvo Ortega; presidente de UCD vasca, Jesús Viana, y el secretario, Jaime Mayor, a los que se sumaron miembros de las ejecutivas nacionales de UCD.

El PCE de Euskadi estaba representado, asimismo, por su ejecutiva, al frente de la cual se hallaba el secretario, Ignacio Latierra.

No se llegó a desplegar la pancarta que en principio estaba pensada y a pesar de los gritos proferidos antes mencionados por personas que se encontraban en las aceras, tras un momento de vacilación continuó la marcha silenciosa bajo el lema «Contra el terrorismo y por la paz». Se había convocado por estos partido en la tarde del pasado viernes, tras el atentado que costó la vida al dirigente de UCD de Guipúzcoa, Juan de Dios Doval Mateo.

Golpe y contragolpe Cuando la cabeza de la manifestación discurría por la mitad el puente del Kursaal, le salieron al paso los integrantes de la contramanifestación, cerca de medio millar, que a lo largo de la

caminata les habían increpado desde varias calles.

Hubo un momento de gran tensión cuando éstos arremetieron contra la cabeza de la marcha, instante en el que el gran contingente de la manifestación —que presenció el hecho con claridad por el ángulo que formaba el puente— aplaudió a la cabeza.

Los primeros repelieron con puñetazos y golpes la agresión.

Al término del puente se formó» un embudo —ya habían cruzado un autobús—, y salvado este escollo, los componentes de la cabeza de la marcha corrieron tras los contramanifestantes en su huida. Estos respondieron metros más adelante con piedras y palos, que les eran arrojados y devueltos por los otros.

Entre los que les contestaron a pedradas había parlamentarios del PNV, PSOE y UCD.

En ese momento de gran tensión y confucionismo, fuertes contingentes de la Policía Nacional hicieron uso de su material antidisturbios, respetando a los integrantes de la marcha autorizada.

Durante la fase final del trayecto, y desde que saltó la chispa violenta del encuentro frontal en el puente entre manifestantes y contramanifestantes, se sucedieron a lo largo del recorrido agresiones verbales y físicas..

 

< Volver